Andrés Cervilla y la Fanfarria: su debut solista del 2022

Avatar por defecto
Javier Barrantes
-

Compartir en:

Editora: Mariana Rivera Ramírez

Fanfarria de Labriego Sencillo de Andrés Cervilla está cargada de una mezcla de músicas y sonidos que la convierten en una pieza rica en diversidad musical. Basta con conocer los nombres de sus canciones para que imaginemos parte de las historias que nos van a contar: 

¨Fanfarria del Labriego Sencillo, Por Calle Abajo, Único Idioma, Arena, Bien Cuidado, Masafumi Nagasaki, Rey Lapa y UachiMán.

El nombre de este álbum surge por causa de una anécdota entre Andrés y su amigo Pangui Mora, timbalero de Son de Tikizia. Cada vez que se encontraban se saludaban de la siguiente manera: ¿qué mi rey?, ¿labriego sencillo?, ¿siempre labriego sencillo?

Se convirtió en la forma de describir un estado de ánimo, en una forma de ser. Para Cervilla la frase trasciende de ser un concepto nacionalista que cualquiera podría relacionar con el Himno Nacional de Costa Rica. 

El nuevo álbum de Andrés Cervilla está conformado por ocho temas instrumentales que nos introducen a su universo. Para la elaboración de este disco contó con la participación de más de 18 músicos y fue grabado en varios países entre ellos Costa Rica, México y Estados Unidos. 

Gracias a esa variedad de géneros, instrumentos y músicos, es que Andrés lo describe como: 

¨Un disco difícil de etiquetar porque es como un crisol de géneros musicales que me han marcado a mi toda la vida¨

La portada del disco es una foto del artista Pablo Cambronero, en la que un niño se encuentra jugando con agua con una manguera, cargada de expresión y una inocencia que le refleja disfrutar de la grandeza de las cosas en lo simple. 

En cuanto Andrés vio la imagen se identificó con ella: “así era yo” y la eligió como la portada de su nuevo trabajo. 

ab67616d0000b273c112829a2d97873b0b8ec405
Fotografía de Pablo Cambronero

Por Calle bajo es el primer sencillo con el que debutó el pasado 29 de septiembre. Su videoclip está cargado de emoción y emotividad, debido a que se filmó en Desamparados, específicamente en San Antonio, lugar donde vivió su infancia, explica Andrés Cervilla.

Un video bastante biográfico sin haberlo pensado de esa forma. El video fue dirigido por Paz Howell y Gregory Jiménez. 

Este artista recorrió un largo camino para llegar a compartirnos su trabajo como solista, un álbum con vida propia que necesitó su propio ritmo y tiempo y donde la pandemia se atravesó.

¨Nunca para mí el silencio me había hecho tanto ruido¨. Andrés Cervilla.

Para él, como para muchos artistas, hay un antes y un después tras la COVID-19:  “Yo solo pensaba en tocar el trombón en los finales del apocalipsis, algo así como los músicos en la película del Titanic mientras se hundía”. 

Para nadie es un secreto que uno de los sectores más afectados en nuestro país, por la pandemia fue el de la cultura: conciertos, chivos, ensayos eran considerados un riesgo de los más altos para evitar los contagios. 

¨Durante la pandemia nunca me imaginé 

sin poder tocar trombón, fue durísimo¨.

El aislamiento y la imposibilidad de reunirse, no le dejó más remedio a Cervilla que dedicarse de lleno a crear y poner a prueba la creatividad. 

Cocinar a fuego lento un disco 

Como si se tratara de la preparación de un platillo de cocina, así lo describe el artista, este álbum lleva una mezcla de muchos ingredientes que llenan de sabor cada una de las canciones. 

Es así, como culmina un proceso que ya venía trabajando desde el 2016, con su álbum debut.  

“Un poco de salsa, meter en la misma olla bits electrónicos, dancehall, hip hop, jazz, música orquestal…¨ Andrés Cervilla acerca de Fanfarria del Labriego Sencillo. 

De las cualidades que comparten la música y la cocina son las múltiples mezclas que se pueden generar al juntar diferentes ingredientes, en este caso los géneros musicales. Estos ¨experimentos¨ dan vida a cada pieza con una personalidad propia. Proceso de muchas veces, avanzar, retroceder, añadir voces y quitárselas. 

¨Yo vivo de la música en todas sus ramas¨ el trombón, los caracoles, ocarinas son parte del amplio repertorio de instrumentos musicales que dan vida a la música de Andrés.  

También se ha desarrollado como educador y anhela más adelante poder trabajar con algún proyecto transdiciplinario más allá de la música para incentivar la creatividad. 

La creatividad es fundamental para la música, Andrés nos cuenta parte de lo que lo ayuda en su día a día en búsqueda de insumos para sus procesos. 

Para conocer más sobre Andrés Cervilla les invitamos a escuchar una entrevista con el artista en nuestro programa Verso per Verso de Radio 101.9 FM 

 

0:00
0:00
Lista de Reproducción