Gobierno sí hizo cambios a Paacume para incluir sistema de agua potable

Avatar por defecto
Noelia Esquivel y David Bolaños
- doblecheck@ucr.ac.cr

Compartir en:

En resumen: Es cierto que el Gobierno del presidente Rodrigo Chaves modificó el Programa de Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del Río Tempisque y Comunidades Costeras (Paacume) para garantizar agua para el consumo humano. Los ajustes incluyen el diseño y construcción de la infraestructura para potabilizar el agua.

Casa Presidencial anunció a mediados de noviembre en una gira por Guanacaste que Paacume “ahora incorpora como componente, por primera vez, el suministro de agua potable”.

Inicialmente, Paacume sí contemplaba que el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) extrajera agua para tres usos: riego, turismo y consumo humano. Sin embargo, el proyecto no incluía una iniciativa concreta para potabilizar y distribuir el agua; solo contemplaba que Senara entregaría el agua cruda al Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) en cuatro puntos.

Ahora, el Poder Ejecutivo incluyó en el proyecto la construcción de una planta de potabilización de agua, un sistema de distribución y tanques de almacenamiento para el AyA.

Senara explicó a La Voz de Guanacaste y Doble Check que, ahora, el diseño y construcción de la infraestructura para el agua potable también será financiada con los recursos de Paacume. Aún con los cambios, el AyA debe involucrarse posteriormente para distribuir el servicio a las comunidades. Los sectores que se beneficiarán aún no están definidos.

¿Qué dijo el Gobierno? 

En la gira de mediados de noviembre que el Gobierno hizo por Guanacaste, el ministro de Agricultura y Ganadería, Víctor Carvajal, aseguró que hicieron “modificaciones sustanciales” a Paacume, y que ahora sí incluirá agua para consumo humano.

“Tomamos un proyecto que pretendía hacer inversiones muy importantes para destinarlo a riego de fincas y en ningún momento se consideró en el proyecto existente anterior potabilizar un solo litro de agua. Entonces, cuando hablábamos de dotar agua para Guanacaste, era agua para tirarla al campo mientras la gente no tenía agua potable”, aseguró Carvajal durante la gira en Guanacaste.

Ese mismo día, Casa Presidencial divulgó en un comunicado que Paacume “ahora incorpora como componente, por primera vez, el suministro de agua potable”. Añadieron que esto incluye la construcción de una planta de potabilización de agua, un sistema de distribución y tanques de almacenamiento en los puntos de entrega que defina el AyA.

Doble Check y el medio regional La Voz de Guanacaste nos unimos para verificar esas afirmaciones.

¿Qué es Paacume y qué incluía? 

Paacume es un proyecto incluido en el Programa Integral de Abastecimiento de Agua para Guanacaste (PIAAG). Pretende dotar de agua a la margen derecha del río Tempisque (cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya) con 16,5 m3/s para agropecuario, 1,5 m3/s para uso turístico y 2 m3/s para consumo humano.

El proyecto se financiará casi en su totalidad con un préstamo de $425 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Los gobiernos anteriores lo han definido como una necesidad para la provincia, para aumentar la oferta del recurso y resolver la escasez de agua en los meses de la época seca.

El proyecto utilizará las aguas del embalse Arenal e inundará 113 hectáreas de la Reserva Lomas de Barbudal. Inicialmente, Senara llevaría los 2 m3/s de agua cruda a cuatro puntos: Sardinal, Filadelfia, Santa Cruz y Nicoya. Al AyA le correspondería el tratamiento y la distribución final.

Un diagnóstico del 2019 del Ministerio de Ambiente y Energía, Dirección de Agua y el Ministerio de Planificación admitía que había una “ausencia de proyectos concretos para el aprovechamiento” del agua para consumo humano. Paacume solo contemplaba los puntos de entrega del agua cruda para su eventual potabilización. “En el plan original no se incluía ningún componente de potabilización de agua”, reconoció el BCIE en una respuesta oficial.

“Lo que establecía era dejar el agua cruda en uno de los cuatro puntos de entrega y, a partir de ahí, en un futuro, trabajar en otro para incluir al AyA para la potabilización y distribución”, agregó la institución.

Cambios en Paacume

El Gobierno actual hizo tres cambios al plan original de Paacume.

Como primer punto, el BCIE explicó que la administración de Chaves propuso incluir “una nueva planta potabilizadora y llevar agua potable mediante un ducto protegido” en la infraestructura que se financiará con los recursos de Paacume.

Ahora, el proyecto prevé que el agua no se lleve a cuatro puntos (Sardinal, Filadelfia, Santa Cruz y Carrillo), sino que sea a un único sitio, aún pendiente de definir. Sin embargo, el gerente general de Senara, Osvaldo Quirós, adelantó que un punto ideal sería Palmira de Carrillo. Desde ahí, se distribuiría a distintas zonas de la provincia por medio de tuberías, dijo el funcionario.

“Empezamos a revisarlo junto a la Presidencia de la República y es un montón de dinero hacer cuatro plantas potabilizadoras. Es operativamente más certero tener una sola planta para abastecer las mismas comunidades”, explicó Quirós.

Un segundo cambio es que el AyA se involucró en el equipo técnico que da seguimiento al proyecto. Previamente, según Quirós, el AyA solo había brindado datos generales de las necesidades de agua para consumo humano.

“Desde que se empezó a trabajar con el proyecto, hemos pedido al AyA que se incorpore en el proyecto para tener la seguridad de que todos los tres usos del agua se garanticen [turismo, agropecuario y consumo humano], pero nunca se acercaron”, dijo.

El AyA no respondió las consultas hechas por Doble Check y La Voz de Guanacaste.

Senara le solicitó al AyA el detalle de las necesidades actuales y futuras para el abastecimiento de agua potable en la región, para encargarse de diseñar y supervisar la construcción de la infraestructura a partir de esa información. Senara le entregará la infraestructura al AyA para la administración del servicio de agua potable .

Quirós detalló que “la red de distribución tiene unos recursos asignados del orden de $150 millones”. Los recursos totales que el BCIE dio para Paacume son los mismos, por lo que el Gobierno negociará que los canales para riego sean financiados por medio de alianzas entre el Estado y el sector productor agropecuario.

Por último, según Quirós, habrá cambios en las tarifas que percibirá el Senara por el cobro del agua. Con la propuesta inicial, el agua cruda para consumo humano se le vendería al AyA en ¢11, mientras que esa institución la cobra a las personas desde los ¢400 hasta los ¢1.500 por metro cúbico.

“Eso no significa un cambio tarifario para la gente”, aclaró. “Pero esto va a cambiar, posiblemente al AyA se le venda a ¢350, ¢400, eso es algo que el Aresep [Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos] tendrá que establecer”, mencionó.

Precisamente, el principal cuestionamiento del presidente Chaves a la continuidad de Paacume tenía que ver con las tarifas establecidas para el aprovechamiento del recurso hídrico. Según Quirós, aún están pendientes de recibir los ajustes tarifarios por parte de Aresep.

0:00
0:00
Lista de Reproducción