COP27: Costa Rica llega con agenda alejada de sus objetivos climáticos históricos

Avatar por defecto
Yamlek Mojica para Interferencia (yamlekmojica@gmail.com)
-

Compartir en:

El país abandonará liderazgo en la agenda contra la producción de gas y apostará por buscar financiamiento para adaptación

El gobierno de Rodrigo Chaves no priorizará en la COP 27 las metas de mitigación climática que históricamente sostenía la delegación de Costa Rica, como la reducción de emisiones, la movilidad energética y la descarbonización de la economía.

Así lo confirmó el ministro de Ambiente y Energía, Franz Tattenbach, durante una reunión a puertas cerradas con cuatro miembros de la prensa nacional e internacional antes de su partida a la cumbre, que este año será en Sharm el-Sheik, Egipto. Ese ministerio no permitió a Interferencia de Radios UCR ser parte del encuentro.

En esa reunión, Tattenbach dijo que, en cambio, el enfoque del nuevo gobierno será la adaptación climática. Esto quiere decir que en la Conferencia de las Partes (COP) la delegación costarricense, encabezada por el ministro, tratará de poner en agenda estrategias para que el país limite los riesgos derivados del cambio climático.

“Los impactos del cambio climático nos pegan en casa. No adaptarse es una irresponsabilidad y por eso vamos fuertes en temas de adaptación”, sentenció el ministro durante el encuentro.

 

Costa Rica abandona participación líder en la COP

Con este cambio de narrativa, Costa Rica se aleja de su rol como voz de liderazgo en temas de mitigación y combustibles fósiles en su equipo de negociaciones climáticas, la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe (AILAC). La agrupación está conformada por países históricamente de centro-derecha como Colombia, Chile, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú.

El ministro aseguró que aunque los compromisos de mitigación no serán la prioridad del gobierno, tampoco planean abandonarlos totalmente y seguirán trabajando en temas relacionados. Sin embargo activistas climáticos como el director de la Ruta del Clima, Adrián Martínez, creen que hay una “contradicción” en esas declaraciones.

“Dicen mantener los temas de descarbonización, pero vemos que hay un desinterés del liderazgo de BOGA (Beyond Oil & Gas Alliance, o su traducción a español Alianza más allá del petróleo y el gas) , por ejemplo”, dijo Martínez.

BOGA es una coalición internacional creada en 2021, durante la COP 26, en la cual gobiernos y organizaciones trabajan colectivamente para facilitar la eliminación de la producción de petróleo y gas de las economías internacionales. Aunque Costa Rica es uno de los miembros fundadores de este pacto, el ministro dijo durante la reunión de prensa que tampoco será una prioridad.

“Uno de los principales intereses de un país como el nuestro, con una pequeña huella de carbono, debería ser promover que aquellos que sí tienen un impacto significativo en las emisiones hagan ese cambio lo más pronto posible”, añadió el activista.

Durante la campaña electoral, el ahora presidente Rodrigo Chaves manifestó su apertura a la explotación de gas natural, argumentando que sí era posible mantener un “medio ambiente sano y limpio” mientras se exploran yacimientos de dicho combustible fósil.

Martínez cree que la participación climática del país podría reducirse aún más si el gobierno mantiene el desinterés en temas ambientales como lo han hecho en los últimos meses. Por ejemplo, una de las mayores preocupaciones de activistas costarricenses es que Chaves está en contra del Acuerdo de Escazú.

“Está esa idea de que Costa Rica no es responsable (de la crisis climática) y que no tenemos que hacer nada al respecto para mitigarlo. Es una contradicción directa incluso a la Convención (Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático). Todos los Estados tienen algo de obligación y no querer admitirlo es irresponsable”, enfatizó Martínez.

 

Delegación llegará con rostros nuevos

El departamento de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto confirmó a Interferencia que tanto Chaves como su canciller, Arnoldo André Tinoco, no asistirán a las negociaciones en Egipto.

En cambio, los jefes de delegación serán el ministro Tattenbach y la jefa del gabinete de Cancillería, Ana Patricia Villalobos Arrieta. Villalobos ya ha sido parte del grupo negociador en ediciones anteriores. Cancillería también aseguró que hay delegados enfocados puntualmente en negociar temas de financiamiento climático, ganadería y pérdidas y daños.

En total, la delegación llevará a 45 personas, entre funcionarios públicos, juventud y sociedad civil; solo la mitad estarán en el equipo negociador y el resto participará en representación del país en actividades paralelas de la Convención. Tattenbach afirmó que esta vez el equipo de negociación solo contará con “uno o dos” consultores de cooperación internacional, a diferencia de años anteriores.

Según Carolina Molina, funcionaria de Cancillería y negociadora en la COP 27 de pérdidas y daños, es debido a que esta delegación se conformó según “las posibilidades y necesidades del país” ante las negociaciones.

El activista de la Ruta del Clima, Adrián Martínez, aseguró que la nueva delegación deja a los activistas con un “mensaje complicado de entender”. “En este momento, en Costa Rica hay un proceso de minimizar al Ministerio de Ambiente. Hay tareas de la Dirección de Cambio Climático asignadas a otras instancias, no hay muchos expertos y en general hay  un cierto vacío”, dijo.

“Vemos que se posicionan en adaptación muy fuerte, pero no asumen ninguna responsabilidad histórica. Eso se suma a la incertidumbre de la falta de planificación y transparencia (en temas del clima)”, añadió.

Según el departamento de prensa del Ministerio de Ambiente, Costa Rica insistirá en temas de bosques y desarrollo sostenible. Ambos son temas relevantes en la experiencia laboral del actual ministro, según su currículum.

 

Este artículo es publicado gracias al apoyo de Climate Tracker.

0:00
0:00
Lista de Reproducción