Presidente del TSE renuncia por parentesco con candidata: ‘Los organismos electorales no solo administran elecciones sino, también, confianza’

Imagen de perfil de Hulda Miranda
Hulda Miranda
- hulda.miranda@ucr.ac.cr

El presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Luis Antonio Sobrado, renunció al puesto para evitar que se cuestione la imparcialidad de la institución por ser cuñado de  Ana Lupita Mora Chinchilla, candidata a vicepresidenta y a diputada por el partido Costa Rica Justa, cuyo candidato a presidente es Rolando Araya Monge.

En la carta de renuncia dirigida a la magistrada vicepresidenta del TSE, Eugenia María Zamora Chavarría, Sobrado indicó que “una elección tan compleja como la que se avecina demanda que las personas que encarnan la magistratura no dejen margen alguno de duda sobre su imparcialidad como árbitros de la contienda. Ante la mínima sombra que pueda anticiparse, los deseos personales deben ceder ante el interés superior de la sociedad costarricense de que los comicios sean zanjados sin dar excusas para cuestionar su integridad”.

Sobrado indicó que descartó la posibilidad de excusarse durante el proceso electoral porque, en primer lugar, esta figura no existe  para ese tipo de parentesco, pero resaltó que, incluso aunque se le aceptara inhibirse “ello también acarrearía cuestionamientos sobre mi honorabilidad y la de mis compañeros, dado que significaría para mí devengar salario, por incluso un semestre, sin desplegar esfuerzo alguno para merecerlo; opción que,  por ende, también considero inaceptable”.

“Como decía un colega del extranjero, los organismos electorales no solo administran elecciones sino, también, confianza. Consolidar y mantener esa confianza supone sabiduría y un esfuerzo constante; perderla, aún por errores involuntarios y actuaciones exentas de mala fe, puede producirse en un instante. Lo correcto es no ponerla en riesgo, porque es mucho lo que hay en juego: la convicción mayoritaria sobre la pureza de nuestras elecciones y sobre la ejemplaridad del Tribunal Supremo de Elecciones, pilar de la democracia costarricense”, añadió en su carta.

Sobrado ha sido magistrado del TSE por más de 20 años y 14 de ellos se desempeñado como presidente.

Según detalló en su carta, tampoco ha cumplido el tiempo necesario para pensionarse, por lo que continuará con su labor de docente en la Universidad de Costa Rica.

La renuncia de Sobrado se hará efectiva el 16 de diciembre. Desde el 9 de noviembre tomará vacaciones y el 15 de diciembre hará una presentación de su informe de labores.

 

Más información en Interferencia

0:00
0:00
Lista de Reproducción