Exgerente de Conavi pidió a constructoras contratar a familiares a cambio de beneficios en trámites, según investigación

Imagen de perfil de Hulda Miranda
Hulda Miranda
- hulda.miranda@ucr.ac.cr

El exgerente financiero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Carlos Solís Murillo, aparentemente pidió a empresas constructoras que contrataran a familiares suyos a cambio de darles beneficios en trámites de facturas y ejecución presupuestaria.

Este hecho se indica en el expediente judicial del caso “Cochinilla”, por la cual en este momento hay 30 personas detenidas y en audiencia de medidas cautelares, aunque la investigación abarca a más de 70. Entre las personas detenidas están 18 funcionarios públicos y el resto son particulares e integrantes de empresas privadas, incluidos el dueño de MECO, Carlos Cerdas Araya, y Mélida Solís Vargas, de H. Solís.

Según la investigación que se detalla en el expediente judicial, del cual Interferencia de Radioemisoras UCR tiene copia, entre el 15 de abril y el 22 de mayo del 2020, el entonces gerente financiero de Conavi solicitó al gerente de operaciones de MECO, de apellido González, un puesto laboral para un hombre de apellido Brenes, padre de una mujer con quien sostenía una relación amorosa.

A cambio -según la investigación- Solís daría un “trato preferencial y expedito a las facturas de la empresa MECO” que se encontraban en cobro en el Departamento Financiero de Conavi. Además, favorecería a la empresa MECO “con los trámites, partidas y ejecución presupuestaria que presentaran en dicho despacho”, se indica como parte de la investigación. El expediente judicial señala que MECO contrató a Brenes.

WhatsApp Image 2021 06 18 at 2.32.19 PM
Transcripción de llamada telefónica entre exgerente de Conavi y gerente de Meco. (Foto: Reproducción de expediente judicial).

La investigación también señala que entre el 23 y 27 de abril del 2020, Solís pidió a Mélida Solís (dueña de la constructora H. Solís) un puesto laboral para un sobrino, de apellido Rodríguez. También, aparentemente, le solicitó contratar a un hombre de apellido Cordero, hijo de otro funcionario del Conavi.

Según la investigación, a cambio también le ofreció darle trámite expedito a las facturas de H. Solís que se encontraban en cobro y beneficiar a la empresa en “trámites, partidas, modificaciones y ejecución presupuestaria”. En respuesta, Mélida Solís prometió dar prioridad a la contratación y, a la vez, solicitó a Carlos Solís colaboración para que le fuera aprobada una modificación presupuestaria.

A Solís la Fiscalía y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) además lo señalan por recibir de MECO “constantes dádivas” como “entrega de licores, el pago de almuerzos costosos, pago de servicios sexuales, patrocinio para la fiesta del Conavi, así como mensualidades en efectivo”.

Según las autoridades, “cambio de tales dádivas, el funcionario Solís Murillo, se encuentra
siempre al servicio de los intereses de MECO, para hacer actos contrarios a sus
Deberes”. Como ejemplo, se menciona que se interesó en agilizar y priorizar la ejecución del presupuesto extraordinario por 200 millones, “los cuales automáticamente aseguraban la continuación de los trabajos de MECO”.

Por este caso el lunes 14 de junio se realizaron allanamientos  en instituciones públicas como el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el Conavi, CTP y Casa Presidencial.

0:00
0:00
Lista de Reproducción