Ismael Serrano: canciones como bálsamo para momentos difíciles

Avatar por defecto
Gloriana Rodríguez- Corrales
-

Compartir en:

La noche fue cálida, tanto como Ismael Serrano fue para quienes le acompañamos el pasado viernes 14 de octubre en el Teatro Melico Salazar. Y es que después de una pandemia y casi tres años de no vernos en vivo y a todo color, la energía, la complicidad, el respeto, la honestidad, la atención y euforia fueron notables en ambas vías.

Ismael Serrano hizo la propuesta de un espectáculo donde nos contaba sobre esperanza y desesperanza, sobre aceptación y decepción, frustración y memoria, anhelos y recuerdos. Sus historias tuvieron como escenario una especie de set que simulaba un programa llamado “La palabra dada”, donde Serrano sentado en un sofá o caminando por el escenario, poco a poco iba respondiendo las preguntas que le hacía una voz en off : ¿Por qué compones? ¿Para qué? ¿Hay futuro cierto o incierto?

En medio de la plática con la ‘periodista’, Ismael fue intercalando sus canciones, desde las más emblemáticas como Vértigo, Viene del norte y Sucede que a veces ; así como su versión de Alfonsina y el mar, Pequeña criatura, Si se callase el ruido, Y mientras tanto, La llamada, Ven y Qué andarás haciendo ahora. Todos estos temas sirvieron para repasar los 25 años de carrera musical del madrileño.

Pero sin duda, el material de su nuevo disco “Seremos” fue el gran protagonista. No soy, Porque fuimos, Cállate y Baila, La primera que despierta y Soltar, fueron las cerezas del pastel de la noche de viernes.

Con cada uno de sus temas y de sus relatos Ismael Serrano recordó la importancia de dar lugar y un espacio seguro a la tristeza, de permitirnos “pasarlo bien llorando”, de normalizar que no siempre todo tiene que estar súper o ser “pura vida”. Que la tristeza también nos enseña y que siempre podemos transformarla.

Ismael Serrano
Ismael Serrano hace su gira junto al pianista Jacob Sureda y la violonchelista Irene Rouco.

 

La música como espacio de reecuentro

En la gira Seremos, Ismael Serrano ha logrado integrar la narración oral, el teatro y la música para hablar con honestidad sobre la importante necesidad de encontrar la belleza en medio de los escombros, de sentir la compañía en medio de los mal-estares, de vivir la música y las canciones como bálsamos para sobrellevar los tiempos difíciles.

Vivir la música, finalmente, para re-encontrarnos con quienes somos y hemos sido, para recordar y recordarnos, para saborear la memoria que es finalmente el andamio que nos permitirá restaurar la identidad, como dice Serrano.

“Serrano habla de los sueños incumplidos y de lo difícil que resulta, a veces, afrontar el futuro. Pero también de cómo es ineludible pelear por la felicidad. Hay humor, poesía y muchísima emoción. Tiene el brillo de neón de los late show de la televisión y un clima que puede recordarnos a los musicales heterodoxos del irlandés John Carney (Once, Begin Again…). Seremos es un espectáculo apto tanto para fans de Ismael Serrano como para quienes quieran descubrir los secretos de este cantautor fundamental”.  Detallan las redes sociales del artista sobre su concierto.

Si usted (como yo) tuvo el placer de acompañar a Serrano el pasado viernes en el concierto solo nos queda el hermoso recuerdo en nuestra piel y el eco de sus canciones en nuestros oídos; y una que otra foto, video o audio que pudiésemos haber tomado… Y para quien no pudo estar, le invitamos a recorrer la discografía de este artista o bien, corear sus canciones cada vez que suenan en el dial de Radio U.

Escuche también el especial de Ismael Serrano en Radio U (2018) repasando sus 20 años de carrera:

 

0:00
0:00
Lista de Reproducción