Nicaragua se transformó este domingo en un ‘régimen autocrático’, según la Unión Europea

Avatar por defecto
Agencia Regional de Noticias (ARN)
-

Compartir en:

“Las elecciones que han tenido lugar en Nicaragua el 7 de noviembre se han celebrado sin garantías democráticas y sus resultados carecen de legitimidad. Daniel Ortega ha eliminado toda competencia electoral creíble, privando al pueblo nicaragüense de su derecho a elegir libremente a sus representantes”, comienza diciendo una declaración de la Unión Europea divulgada este lunes con la firma del Alto Representante del bloque para Política Exterior, Josep Borrell.

Según el documento, la integridad del proceso electoral en Nicaragua “quedó anulada por el encarcelamiento, el acoso y la intimidación sistemáticos” de precandidatos presidenciales, dirigentes de la oposición, líderes estudiantiles y rurales, periodistas, defensores de los derechos humanos y representantes de empresas.

“El gobierno nicaragüense no solo ha privado al pueblo de Nicaragua del derecho civil y político a votar en unas elecciones creíbles, inclusivas, justas y transparentes, sino que tampoco ha cumplido sus propios compromisos en materia de derechos humanos y libertades fundamentales”, agrega la declaración firmada por Borrell.

Según afirman, la ciudadanía nicaragüense se ha visto “privada de su libertad de expresión, asociación y reunión pacífica”. “Las voces disidentes son silenciadas, decenas de organizaciones de la sociedad civil han sido ilegalizadas y la represión estatal no cesa”, continúa el pronunciamiento, en el que se afirma que las elecciones del 7 de noviembre “completan la transformación de Nicaragua en un régimen autocrático”.

“La Unión Europea ha evitado cuidadosamente cualquier medida que pudiera agravar las dificultades del pueblo nicaragüense y se ha dirigido sistemáticamente solo a los responsables de los sucesos antidemocráticos en Nicaragua. Con este mismo espíritu, estudiaremos todos los instrumentos a nuestro alcance para adoptar medidas adicionales, incluidas aquellas que puedan ir más allá de las restricciones individuales”, señala luego la declaración. Y añade, como conclusión: “pedimos a Daniel Ortega que devuelva la soberanía de Nicaragua al pueblo nicaragüense, que es su titular legítimo”.

Unas horas antes de la declaración de la UE, el canciller español José Manuel Albares dijo que las elecciones celebradas este domingo en Nicaragua no tienen “ninguna garantía para el gobierno de España”. En la misma línea, Estados Unidos y Costa Rica anunciaron en la misma noche de este domingo que no reconocerán los resultados de las elecciones.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos informó después del cierre de las urnas, y sin dar más detalles, que estaba recibiendo denuncias de detenciones y allanamientos. Los gobiernos de Rusia, Cuba y Venezuela, en tanto, saludaron el triunfo del sandinismo.

En la madrugada del lunes, el Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua hizo un primer balance de las elecciones presidenciales del domingo. En su boletín trasmitido por medios oficiales, el CSE le asignó a la fórmula del Frente Sandinista de Liberación Nacional, integrada por Daniel Ortega y Rosario Murillo, una votación del 74,99%, con el 49,25% de las actas escrutadas.

Inicio

La Agencia Regional de Noticias (ARN) aborda la agenda informativa de último momento de los principales acontecimientos políticos, judiciales, económicos y socialesen las Américas, con foco en la región.
Un grupo de periodistas especializados trabaja en la sede en Montevideo junto a una red de colaboradores en el continente para informar en tiempo real lo que está pasando en la región.

Más noticias en Interferencia 

0:00
0:00
Lista de Reproducción