“El Pibe” con el piano inolvidable del siglo 20

Avatar por defecto
Guiselle Mora
- gmoranoguera@gmail.com

El pianista costarricense, Vernon “Pibe” Hine cautivó desde muy joven con sus interpretaciones en el piano. Su música se dio a conocer en México, Estados Unidos, Nicaragua, Panamá y Costa Rica. 

 

Un virtuoso del piano, impulsor del género jazz en San José. Así se le recuerda a Vernon “Pibe” Hine. De la magia de sus dedos surgieron muchas interpretaciones musicales que no solo fueron reconocidas en Costa Rica sino que también en lugares como México, Nicaragua y Panamá.

Vernon Hine nació en Limón en 1938 en una familia llena de arte. Su padre y su abuela eran pianistas. Tal vez esa fue la razón por la creció y desarrolló una gran memoria melódica y oído musical. Muchos lo consideran un genio de la música popular.

Familia Artistica 1

A lo largo de su carrera Hine grabó 16 discos de larga duración con INDICA. La primera producción fue en el año 1959 bajo el nombre “Mis favoritas”. Esta producción contenía canciones como “Siboney” y “Manicero” de Ernesto Lecuona.

México inolvidable

Los primeros pasos de su carrera los dio por impulso de su abuela. En 1955, a sus 17 años, viajó a México y ahí se dio a conocer.

La prensa mexicana lo llamaba “la joven promesa del piano”, porque a su corta edad ya había logrado cautivar a muchas personas. Una de esas fue Agustín Lara.

Con el apoyo de Lara, Vernon consiguió contratos en centros nocturnos de ese país y eso le permitió desarrollarse mejor en el ámbito musical. Incluso por una temporada se convirtió en el artista principal del club El Capri, propiedad de Lara. 

–¿Quién es el Pibe que toca?–Dijo Agustín Lara cuando escuchó por primera vez a Vernon Hine en el piano. De ahí nació su nombre artístico Vernon “Pibe” Hine. 

El Pibe Hine grabó en México “El tema de la zorra” con el sello Orfeón. Además, alternaba sus presentaciones con Lara, Eva Garza y las Hermanas Águila  y llegó a tocar en lugares como el restaurante Rioma, propiedad de Mario Moreno Cantinflas.

 

El piano: su compañero de viaje

El Pibe Hine cautivaba con el piano, no importa el lugar en el que se encontraba. Luego de estar una temporada en México, viajó a Estados Unidos. En ese sitio tocó junto a los músicos costarricenses Rodrigo Sáenz, Ricardo Sáenz y Ronald Pituza Gutiérrez en el Bistró Lounge.

Su viaje no cesó ahí y después se trasladó a Nicaragua. Ahí tocó piano en el Club 113 durante los años 1967 y 1968. Después estuvo una temporada en Panamá. En este país, Vernon Hine daba presentaciones en la isla Contadora y en el hotel Panamá Hilton.

Ya de vuelta en Costa Rica, el Pibe se convirtió en un impulsor del Jazz. Su piano se convirtió en su instrumento para empezar a trabajar junto a  Francis White, Palá , Robalé , Quincho Prado y Juanis Piedra. Además Ray Tico los acompañaba en algunas ocasiones.

De manera paralela a las presentaciones en bares y centros nocturnos, el Pibe se presentó como solista en  el Teatro Nacional y grabó dos cassettes con música del recuerdo junto a Jorge Duarte.

La magia de sus manos y su capacidad de sentir y disfrutar a través de la música con el piano, hicieron que sus interpretaciones trascendieran y fueran recordadas por muchas personas incluso después de su fallecimiento, en 1993.

Vernon “Pibe” Hine dejó un gran legado musical, llegó a ser considerado por algunos músicos costarricenses como el mejor pianista costarricense del siglo 20 en el campo de la música popular. De ahí la importancia de seguir escuchándolo, recordando su trayectoria para que sirva de inspiración y fuente de información para las y los músicos jóvenes que se están forjando en nuestro país.

Siga las biografías de las y los artistas de la Radio 870 UCR en “El Tocadiscos”.

 

 

 

0:00
0:00
Lista de Reproducción