Testigo de Juan Diego Castro en juicio contra UCR es exfuncionario despedido por acoso sexual

Hulda Miranda Picado (hulda.miranda@ucr.ac.cr)

El primer testigo en declarar este lunes a favor del excandidato presidencial, Juan Diego Castro, en la demanda que presentó contra la Universidad de Costa Rica (UCR), fue el periodista Carlos Morales Castro, de 74 años.

Morales dirigió durante varios años medios de comunicación de la UCR, pero en el 2002, siendo director del Semanario Universidad, fue despedido tras demostrarse que incurrió en hostigamiento sexual contra una colaboradora.

En el juicio que se está llevando a cabo en el Tribunal Penal de Goicoechea también están demandados el director del Canal UCR, Marlon Mora, y la estudiante Claudia Campos, quien presentaba el programa Suave un Toque a finales del 2017, cuando Juan Diego Castro era candidato presidencial por el Partido Integración Nacional (PIN). Castro asegura que en ese programa hubo manifestaciones difamatorias contra él.

Durante la recepción del testimonio, Castro le preguntó a su testigo Morales si sabía por qué había sido llamado a declarar, a lo que este respondió: “El que alguien insulte libremente, al amparo de un medio de comunicación, creo que es de mi incumbencia y yo supongo que para eso me llamaron”, dijo.

El periodista aseguró que ha pasado su vida “luchando” por la “decencia y dignidad del periodismo costarricense”. “He sido la persona que más ha peleado porque en Costa Rica el periodismo no sea empírico, chabacano, vulgar, antiético”, agregó.

No obstante, el exfuncionario de la UCR no se presentó en calidad de perito. La única relación que dijo tener sobre los hechos concretos de la demanda es que él vio la transmisión de Suave un Toque donde se habló de Juan Diego Castro. Eso fue un día de diciembre mientras estaba esperando que pasaran otro programa donde salía él, según relató.

“Aparentaba ser programa noticioso, informativo, un poco en broma, pero informativo”, recordó sobre Suave un Toque.

“Sentí una profunda decepción de mi tarea, después de 30 años de profesor en la Universidad de Costa Rica, de todos esos alumnos que están en la calle hoy, me parecía doloroso que esos alumnos estuvieran haciendo en la televisión una diatriba como la que estaba viendo”, expresó.

“Sentí pena, sentí dolor, vergüenza, indignación, pensé que esa acción insultante contra las personas era mala ya en los medios comerciales pero era mucho peor en los medios de la Universidad de Costa Rica, pagados por nosotros”, añadió.

El periodista aseguró que escuchó expresiones “muy vulgares, muy peyorativas, claramente alevosas, insultantes, denigrantes” y mencionó algunas de las frases que se expresaron en el video.

“Ella dice claramente que usted es un traficante de armas”, dijo Morales en alusión al video de Suave un Toque. Aseguró que las manifestaciones se hacían sin pruebas.

Al ser consultado posteriormente por uno de los defensores sobre el tema de las armas, Morales dijo que eran asuntos que divulgaba La Nación.

A mediados de la década de los 90, cuando Juan Diego Castro era ministro de Seguridad, se vio envuelto en una polémica relacionada con impulsar el secreto de Estado sobre una compra de armas a Israel.

Un tiempo después el diario La Nación publicó que armas asignadas a la casa de Castro, cuando era ministro, no habían sido devueltas. Castro demandó al medio que fue condenado por esas publicaciones.

El testigo Morales calificó aquella publicación de “escandalillo”. “Yo a La Nación no le creo mucho”, expresó en su testimonio de este lunes.

Ante consultas del abogado Federico Campos -quien representa a la estudiante-, Morales indicó que conoció a Castro cuando este le pidió presentar un libro y que a veces le hace “consultas legales” de manera “indirecta”.

Despido

Tanto el querellante como los abogados de la parte demandada preguntaron a Morales sobre lo ocurrido en el caso de hostigamiento sexual que culminó con su despido de la UCR.

Morales lo atribuyó a “un montaje que era un poco ridículo” y aseguró que las “fuerzas” universitarias lo querían despedir.

“Mis amigos de la izquierda se juntaron con mis enemigos de la derecha y armaron el show (…) El cargo estaba basado en una prueba muy jalada del pelo, como contar un chiste, y una relación con una subordinada, que no era subordinada, era un estudiante”, manifestó.

El exfuncionario universitario indicó que tras su despido presentó una demanda laboral contra la UCR, pero que esta “no prosperó”.

En la jornada de este lunes también rindió testimonio la abogada María Elena Gamboa Rodríguez, quien era candidata a diputada por el PIN en las pasadas elecciones.

Ella también dijo haber visto el video de Suave un Toque y calificó esa publicación como un “golpe fuerte” a la campaña, pues mencionó que Castro lideraba encuestas en aquella época.

Para este lunes se esperaba recibir al periodista José Eduardo Mora, también testigo de la parte querellante; sin embargo, su declaración se pospuso para mañana martes.

Este juicio inició el pasado 11 de noviembre, Un día después, Federico Campos, defensor de la estudiante, denunció ante los jueces un supuesto acoso por parte de Castro, a lo que este respondió con gritos: “no le pego un tiro porque creo en Dios”.

El Tribunal está compuesto por Franz Paniagua (quien preside), Rosaura García y Alfredo Arias,

 

 

 

 

0:00
0:00
Lista de Reproducción