Popularidad de Carlos Alvarado cae al nivel más bajo, siete meses después de haber estado en la cima

Hulda Miranda Picado (hulda.miranda@ucr.ac.cr)

La imagen del presidente de la República, Carlos Alvarado, se desmejoró hasta llegar al punto más bajo registrado en su administración, en el que casi 7 de cada 10 personas manifiesta una opinión negativa. Esto ocurre tan solo siete meses después de haber recibido el mayor respaldo alcanzado en su periodo e incluso logrado por cualquier otro mandatario en los últimos 18 años.

En estos primeros días de noviembre, a menos de dos meses de que concluya el 2020, la administración del mandatario apenas es avalada por el 15% de la población, mientras que el 66% tiene una opinión negativa. En contraste, en abril el apoyo llegaba al 65%, aunque para agosto ya se había desplomado al 26%.

1

Lo mismo ocurre con respecto al Gobierno en general, que recibe apenas el apoyo del 15% de la población mientras que en abril obtenía un 75% de reconocimiento. En la nota general de valoración política, el Gobierno recibe un 4, siendo casi la institución peor evaluada, solo superando a los partidos políticos. Hace cuatro meses, la nota del Gobierno era 5,1 y en abril 6,9.

La percepción sobre el presidente y su gabinete se muestran en la más reciente encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), coordinada por el grupo de investigadores Rónald Alfaro, María José Cascante, Jesús Guzmán y Juan Pablo Sáenz.

El estudio de opinión se basó en 969 entrevistas telefónicas realizadas a personas mayores de 18 años, entre los días 2 y 9 de noviembre de 2020 y los resultados tienen un margen de error de 3 puntos porcentuales.

La inusual subida y el posterior derrumbe de la popularidad del presidente y su Gobierno coinciden con el periodo de crisis por la COVID-19. En los primeros meses de la pandemia la población en Costa Rica reaccionó con optimismo y aplaudió las medidas sanitarias que lograron contener la propagación del virus mereciendo incluso el reconocimiento internacional.

SesionTrabajoDialogoMultisectorial EtapaCierre EstadioNacional CasaPresidencial 23Oct2020 23Oct2020 rosanchezphoto 1291
El presidente Alvarado en sesión de diálogo multisectorial. (Foto: Casa Presidencial).

Pero las encuestas de agosto y noviembre demuestran que el repunte fue pasajero. Conforme la pandemia siguió su curso y la cifra de personas infectadas aumentó, también se agravó la situación económica y el desempleo y con ello creció el rechazo a la administración. En agosto pasado, el entusiasmo hacia el mandatario había menguado hasta llegar a los niveles previos a la pandemia.

Ahora, cuando se cuentan más de 117.000 casos acumulados de COVID-19 y 1.500 muertes, hay más de medio millón de personas en el país sin empleo y los recursos económicos no alcanzan para otorgar más bonos, el gobierno que llegó al poder con el Partido Acción Ciudadana (PAC) recibe un mínimo respaldo, la segunda peor calificación desde que el CIEP inició la serie en abril del 2013, con porcentajes similares a los obtenidos por Laura Chinchilla en agosto de ese año.

2

Las valoraciones negativas hacia el mandatario provienen principalmente de hombres, personas con estudios secundarios y adultos de 35 a 54 años que residen en las provincias de Puntarenas y Limón. En cambio recibe más evaluaciones positivas en las provincias de Heredia y Guanacaste, entre las personas mayores de 55 o menores de 34 años, y en personas con estudios universitarios.

El coronavirus, importa pero no tanto como antes

Distinto a lo ocurrido durante los primeros meses de pandemia, en la segunda ola los casos de personas con COVID-19 aumentaron al grado de que se temió un colapso en el área de cuidados intensivos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), aunque eso de momento no ha sucedido.

Conforme la situación económica empeoró, distintos sectores empezaron a reclamar mayor apertura comercial. De hecho, para setiembre se instauró la estrategia “Costa Rica trabaja y se cuida”, por medio de la cual se pretende apelar a la responsabilidad de cada persona para tomar las medidas de prevención de contagio al tiempo que se intenta reactivar la economía. También se reabrieron paulatinamente las fronteras áreas con el fin de promover el turismo.

Sin embargo, los números de desempleo continúan siendo el doble que los registrados el mismo periodo del año anterior. Además, las propuestas del Gobierno para negociar un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), apelando a crear más impuestos, generaron oposición de sectores y grupos políticos.

El punto álgido de la tensión social se dio a inicios de octubre con la aparición en escena de un movimiento autodenominado Rescate Nacional, el cual dirigió protestas con bloqueos y hechos violentos.

Tras enfrentamientos con la Policía y fracasos de conversación, el Gobierno logró finalmente convocar a una Mesa de Diálogo Multisectorial donde actualmente se discute el rumbo del país.

Es en este contexto que se realizó la más reciente encuesta del CIEP en la que se observa un mayor pesimismo sobre la situación económica del país (87% de personas), frente a solo el 4,2% que la consideran positiva.

“Esta evaluación muestra los valores más negativos de toda la serie, pero sin sufrir un cambio abrupto dado que en los últimos años la negatividad ha sido la tónica sobre la situación económica del país y se ha venido profundizando mes a mes”, señala el informe del CIEP.

A pesar de esas cifras, las medidas sanitarias continúan siendo bien valoradas, sin variación con respecto a agosto pasado, aunque sí por debajo del gran optimismo mostrado en abril.

3

4

Esta confianza en las medidas de salud coincide con el hecho de que el nuevo coronavirus pasó a ser la cuarta preocupación de las personas, mientras que al inicio de la pandemia era la razón principal de los desvelos.

Ahora como angustia principal se mantiene el desempleo y el costo y la situación económica son la segunda, al igual que en agosto. En tercer lugar, la mala gestión del Gobierno. El desempleo y el costo de la vida se han mantenido desde el 2018 como los principales problemas percibidos por la población.

6

Aunque la valoración a las medidas económicas mostraron una mejora con respecto a agosto, al pasar del 27% al 43% de opiniones positivas, todavía es un 43% de personas que las considera negativas, la misma cantidad de personas que hace tres meses.

 

Disminuye más la confianza en instituciones (principalmente en la Policía)

Al mismo tiempo en que se desvaneció el entusiasmo por el Gobierno en los últimos meses, también disminuyó la confianza en las instituciones. Al comparar con el repunte que se vio en abril de este año y con agosto, después del Gobierno, la institución en la que más se perdió confianza es en la Policía.

Esto luego de un contexto en que la Fuerza Pública tuvo enfrentamientos con personas que realizaban bloqueos de calles para oponerse a una negociación de préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En términos generales, la Universidad de Costa Rica continúa encabezando la lista con la mejor valoración, aunque también presentaron una leve disminución con respecto a la encuesta anterior.

También se mantienen en los primeros lugares el Ministerio de Salud, todas las universidades públicas y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). Mientras que las peores evaluadas son los partidos políticos, el Gobierno y la Asamblea Legislativa. En esta última institución se ha insistido al Gobierno sobre la necesidad de recortar más gastos para lograr una aprobación del presupuesto nacional.

7

LEA TAMBIÉN: La democracia de Costa Rica resiste los embates hasta de teorías conspirativas, muestra encuesta del CIEP

0:00
0:00
Lista de Reproducción