Norman Solórzano:“Estamos claros que tenemos que maximizar el uso de los recursos (de la universidad)”

David Chavarría (davidchavarríahernandez@gmail.com)

El movimiento Somos UNA presenta al abogado y notario Norman Solórzano Alfaro, de 55 años, como candidato al cargo de la rectoría universitaria para los próximos 5 años. Solórzano, además de vicerrector de Docencia entre el 2015 y 2019, fue coordinador del Doctorado en Ciencias Sociales de la UNA. También integró el Consejo del Instituto en Estudios Sociales de Población (IDESPO). En la fórmula del movimiento “Somos UNA” él está acompañado por la catedrática, Ligia Hernando, como candidata vicerrectora adjunta.

¿Cuáles considera que son los retos de la Universidad Nacional?

En primer lugar, el reto de la comunicación: debemos construir y generar mecanismos ágiles para que la información fluya de manera útil y también se logre socializar transparentemente. Un segundo reto fuerte que enfrentamos es el de la planificación, en la medida que requerimos aumentar la producción de valor público y también de eficiencia pero con humanización. Un tercer reto es el de la sostenibilidad financiera, cuyo objetivo es fundamentalmente garantizar el cumplimiento de la propuesta académica, que es la universidad necesaria, ligada a los objetivos país.

Escuche: Solórzano propone: “Ordenar, priorizar y diversificar la acción como universitarios”

¿Qué otros cambios impulsará en caso de ganar la elección?

Propuestas para la UNA: “La reinvención de la alegría”.

¿Considera que la UNA debe fortalecer áreas de formación o incluso abrir nuevas carreras?

Nosotros insistimos en esa vinculación con los objetivos de desarrollo integral, social, cultural, económico, ambiental del país. Entonces, como universidad debemos insertarnos fuertemente en la industria 4.0. Todo lo que tiene que ver con el desarrollo de las carreras, como se les conoce, las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática, por sus siglas en inglés), pero eso debe ir acompañado de una universidad humanista. La situación de la pandemia nos ha vuelto a poner así, casi como una cachetada decir bueno, la gente es lo primero. Entonces se trata de una apuesta que atienda las áreas emergentes, pero también las áreas fundamentales para el desarrollo del país.

EDUCACIÓN DURANTE Y DESPUÉS DE LA PANDEMIA

La exclusión de los estudiantes, en esta coyuntura de la pandemia, podría tener un efecto negativo a largo plazo para todo el país ¿Cómo deberían las universidades enfrentar este problema?

Desde Somos UNA hemos planteado que en este momento la prioridad era asegurar los apoyos necesarios para que ni un solo estudiante deje el proceso, porque eso tiene una implicación inmediata en estos estudiante, pero también tiene la implicación mediata en el proceso de deterioro o retroceso de las condiciones sociales y económicas del país que se pueden ver reflejadas en los próximos años. Entonces asumimos como universidad un compromiso, desde el trabajo concreto particular de cada profesor y profesora, de ir haciendo los ajustes de sus cursos en una comunicación mucho más cercana, más efectiva con los estudiantes y, por otro lado, el acompañamiento de esos estudiantes y dotación de medios, entre ellos este componente tecnológico.

¿Cuáles acciones concretas a corto plazo se podrían implementar para revertir esa exclusión universitaria provocada por el nuevo coronavirus?

Vamos a continuar con el apoyo de los estudiantes en la dotación del equipo necesario, pero también hay que ver las condiciones materiales de su entorno familiar. En ese sentido, también el apoyo con las becas se ha mantenido. Ahora tenemos que adaptar, agilizar y flexibilizar estos mecanismos para adaptarse Eso nos está obligando a acelerar todavía más.

Escuche: “Tenemos que impulsar planes sectoriales para ir viendo presencia en campus”

Es probable que la transformación del modelo universitario esté marcada por la disminución de los fondos que el Estado aporta como inversión en educación superior. ¿Cómo ser más eficiente con menos recursos?

Tenemos que ordenar, que hacer más eficiente también el resultado de nuestro trabajo, hacer más un uso óptimo de los recursos. Reconocemos que tenemos problemas de planificación pero que también se ven agravados por el ordenamiento nacional. Hay un tema muy claro con la ejecución de los presupuestos y eso requiere modos más flexibles de ejecución. “Estamos claros que no podemos seguir con una lógica de “la tarjeta de crédito”:, por lo que Solórzano plantea la revisión de los componentes salariales de los trabajadores de la UNA

SOSTENIBILIDAD FINANCIERA UNIVERSITARIA

Una comisión Legislativa señaló en un reciente informe que algunas carreras universitarias son obsoletas ¿Valora cerrar alguna carrera impartida en la UNA?

Los planes de estudio de las carreras en la universidad están en un proceso de cambio y revisión periódicos. Estamos claros que necesitamos hacer análisis y por eso nosotros planteamos, en términos de planificación y de orientación de la acción, una mirada prospectiva para ver cuáles son las áreas, inclusive no las que en estos momentos se puedan estar necesitando, porque si empezamos una carrera para atender una necesidad de hoy, pero esos estudiantes van a salir dentro de tres o cuatro años, quizás ya la necesidad pasó. Por eso lo que requerimos es mirar hacia cuáles van a ser esas demandas y necesidades pero en el mediano plazo, para poder atender adecuadamente.

Solórzano: “La generación de empleo le toca al mercado”.

¿Cuál es el análisis del informe de la Comisión Legislativa que investigó el uso del FEES en la Asamblea Legislativa?

Nos alarma el desconocimiento de las apuestas históricas de este país, por ejemplo, el intento de empezar a manosear la Constitución Política, atacando principios que no solo tiene que ver con esa división de poderes. “Un país que busca realmente su desarrollo, también tiene que invertir”.

100084492 3280990715266877 5001104819050512384 o
El candidato a rectoría por el movimiento Somos UNA, Norman Solórzano junto a la candidato a la vicerrectoría adjunta, Ligia Hernando

¿Mantendrá el apoyo a la acción de inconstitucionalidad presentada por las universidades en contra de la regla fiscal?

Nosotros, en la eventual gestión, estamos claros que tenemos que crear un proceso de revisión, de ajuste, de lograr maximizar el uso de nuestros recursos. Esta línea de acción, que fue iniciada desde Consejo Nacional de Rectores (CONARE), bueno, tiene la virtud de plantear una discusión que ahora en el marco de la Sala Constitucional es importante que puedan señalar cuáles son las orientaciones constitucionales más claras en este campo y obviamente, nosotros nos ajustamos a ellas.

SOBRE DERECHOS HUMANOS

¿Cuál debe ser el papel de las universidades públicas con respecto al cumplimiento de Derechos Humanos para todas personas que componen la comunidad estudiantil?

No solo creemos importante que la universidad levante su voz en este tema en el ámbito nacional; a lo interno nuestra gestión tiene un compromiso de avanzar con cero tolerancia a las discriminaciones de cualquier tipo, pero nosotros desde la gestión, en esas situaciones enfrentaremos radicalmente, apoyando, dotando con los recursos suficientes y los apoyos que se requieren a los organismos y las instancias que al interior de la universidad tenemos para enfrentar estos problemas.

En su propuesta de trabajo se compromete a impulsar el trabajo de la Fiscalía para la atención de hostigamiento sexual ¿Como será ese apoyo?

Nosotros queremos hacer de todos nuestros campus universitarios lugares seguros, accesibles, funcionales y confortables. Hay un viejo adagio que dice: ‘¿Cuál es la casa más segura?, la que tiene buenas relaciones con sus vecinos’. Entonces, por eso debemos impulsar este proceso de cultura institucional permeada por una sensibilidad de derechos humanos. En la actual coyuntura, el tema de recursos económicos pasa por ese proceso de ordenamiento y la generación de una estrategia de sostenibilidad financiera que atiende la adecuada asignación presupuestaria para cada campo de asignación según sus necesidades y condiciones.

En el 2018 nació el movimiento Me Pasó en la UNA, que denuncia la violencia sexual y machista que sufren principalmente las estudiante de la institución ¿Cómo será la relación de la rectoría con estos movimientos?

A nosotros en la gestión lo que nos corresponde, tanto por mandato estatutario, pero por convicción personal, es poder abrir canales permanentes de comunicación y el trabajo conjunto con estos colectivos es una actitud también de poder recoger las distintas inquietudes, con el respeto profundo de la autonomía del movimiento estudiantil. Nosotros somos de la tesis de la participación activa de los colectivos, del movimiento estudiantil, en las instancias universitarias.

¿Ha estado a favor y promovido los derechos para personas del mismo sexo, como la más reciente aprobación del matrimonio igualitario?

La Universidad Nacional no puede admitir ningún tipo de discriminación. El matrimonio igualitario es una demanda, que se ha venido gestando históricamente, responde a una realidad y además a un derecho que hace a la dignidad de las personas. Así que desde la gestión obviamente vamos a sostener banderas como esas, aún con las críticas que puedan generan.

¿Cuál es su posición sobre el aborto, tanto como forma terapéutica como la posibilidad de que sea libre elección de la mujer?

Ahí teníamos un rezago histórico y una deuda, que es un problema en este país. ¿Cómo se crea una norma y luego simplemente la desconocemos? Ahí había que hacerlo. Hay que avanzar también en términos de generar conciencia clara, de toda la comunidad nacional, de que el tema y la defensa de derechos, y sobre todo de derechos que en un primer momento se ven como derechos particulares o de un sector, lograr esa consolidación siempre es un beneficio para el colectivo general.

“La discusión (del aborto tiene) que ampliarse”.

MILITANCIA POLÍTICA

¿Milita actualmente o ha militado en el pasado en algún partido político?

En mi caso no he tenido una militancia política partidista, no formo parte en estos momentos de ningún partido. Yo sí creo que como universitario para poder asumir la máxima representación universitaria, requerimos tener la mayor cantidad de independencia para actuar. Porque nosotros nos va a tocar hacer la defensa en un contexto donde está dominado por esas polarizaciones políticas o económicas, si considero importante mantener ese criterio universitario en la medida que también responde a las urgencias de los ciudadanos del país.

LEA MÁS:

Francisco González: (Sobre acción contra regla fiscal) “Se trata de proteger la autonomía universitaria”

Leiner Vargas: “La universidad tiene que dejar de involucrarse en la politiquería de corto plazo”

Los tres candidatos a rectoría de la UNA responden sobre gestión, política y derechos humanos

intrfrncneg 1585182836 45

0:00
0:00
Lista de Reproducción