Declaraciones de presidente y canciller fomentan rechazo a personas migrantes, señalan investigadores

Avatar por defecto
Daniel Ortuño (daniel.ortunofajardo@ucr.ac.cr)
-

Compartir en:

Esta semana el presidente Rodrigo Chaves advirtió que haría una política migratoria más restrictiva. Tras sus declaraciones, una cuenta en redes sociales convocó a una marcha xenofóbica. 

Las recientes declaraciones del presidente Rodrigo Chaves y de su canciller, Arnoldo André Tinoco, en relación con las personas migrantes, fomentan un rechazo hacia esta población e incluso acciones xenofóbicas, según señalaron investigadores consultados por Interferencia de Radios UCR.

El miércoles, el presidente Chaves aseguró que hay personas que piden refugio pero en realidad son migrantes económicos. El mandatario anunció que tomaría “medidas” para evitar que el régimen migratorio del país sea aprovechado por algunas personas y exigió apoyo a la comunidad internacional.

Un día después, el canciller Tinoco compareció ante la Comisión de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior de la Asamblea Legislativa y ahí aseguró que “por no haber una respuesta decidida de los países de destino final ni de los países de tránsito, Costa Rica no le queda otra alternativa que empezar a hacer menos generosa y menos fácil la recepción en nuestro territorio”.

Justamente ayer, en redes sociales como Tik Tok, un grupo nacionalista convocó a una marcha xenofóbica contra la presencia de venezolanos en el país.

Koen Voorend, director del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad de Costa Rica (UCR), indicó que “parece que desde la Presidencia, desde la política, en este momento, se está creando un discurso que podría fomentar ese tipo de reacciones”.

Sobre las declaraciones del mandatario Chaves, Voorend añadió que “no queda clara la base empírica en la que se basan. Se convierten en declaraciones reaccionarias”.

El investigador se mostró muy preocupado por el video que circula en redes sociales. “Es una expresión de xenofobia que hemos visto antes en el país”, señaló.

Por su parte, Gustavo Gatica, investigador del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo de la Universidad Estatal a Distancia (UNED)  y especialista en el estudio de las migraciones, consideró que: “Ese tipo de declaraciones, viniendo del presidente y replicadas por el canciller, contribuyen a generar un espíritu de rechazo o un ambiente de rechazo y hostilidad y de xenofobia contra las poblaciones venezolanas, pero también contra otras poblaciones, como por ejemplo la comunidad nicaragüense”.

En un comunicado emitido ayer, Karina Fonseca, directora del Servicio Jesuita para Migrantes en Costa Rica, rechazó categóricamente las declaraciones del presidente Chaves y reafirmó que “las personas llegan a este país porque han tenido que huir, para resguardar su integridad física y emocional”. Además, recordó a la Presidencia su responsabilidad de brindar protección a las personas refugiadas en el país.

Apoyo de organismos internacionales

Tanto el presidente Chaves como el canciller André hicieron reclamos a la comunidad internacional por lo que consideraron falta de apoyo. Incluso, Chaves dio a conocer que remitió una carta a la Coordinadora Residente de Naciones donde advierte a la comunidad internacional que se están tomando medidas porque según él, debe “evitar que nuestro régimen de refugiados sea aprovechado de manera incorrecta por personas que lo que quieren es emigrar a Costa Rica, quedarse aquí para trabajar”.

Para el investigador Koen Voorend, ese tipo de declaraciones son preocupantes, pues dejan de lado el apoyo que ha brindado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para contratar y entrenar a personal para que atienda casos de solicitud de refugio en territorio costarricense.

“Parece una cierta justificación para cambiar a una política migratoria mucho más restrictiva pero sin que haya un fundamento empírico muy fuerte. La comunidad internacional ha dado apoyo a un Estado que ha tenido sus debilidades”, manifestó Voorend.

Mientras que Gustavo Gatica resaltó la labor de organismos internacionales en suelo costarricense y señaló que “innecesariamente, la carta del Gobierno dirigida a la Coordinadora Residente de Naciones Unidas en Costa Rica, crea un clima de poco diálogo y un poco de confrontación con agencias de Naciones Unidas que ya están trabajando en el país”.

Gatica enfatizó que no han existido instancias de diálogo para la discusión de soluciones a la situación migratoria que enfrenta el país. “El gobierno ha estado manejando de manera muy autoritaria el tema, muy vertical, y creo que ha dado pocos signos de realizar un trabajo conjunto con agencias de Naciones Unidas, con la sociedad civil, y con distintos sectores”, afirmó.

El investigador de la UNED mostró preocupación por la falta de trabajo y articulación multisectorial, y afirmó que es un reflejo de posicionamientos autoritarios del Gobierno de la República y que se ha repetido en otros ámbitos de la vida nacional.

 

Situación humanitaria

Según el “Monitoreo de flujo de la población venezolana”, estudio realizado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Costa Rica y publicado el pasado 19 de setiembre, 61% de las personas de origen venezolano en el país buscan acceder al refugio y solamente 2% se encuentra en condición migratoria irregular. Según dichas estadísticas, 7% de personas de origen venezolano que ingresan al país lo hacen por la vía terrestre, y todas ellas han mostrado dificultades.

La encuesta realizada por la OIM además aclara que, durante los meses de abril a junio del 2022, de las personas que transitan en su condición de movilidad en las Américas, 73% reportaron encontrarse en situación de calle en territorio costarricense. 97% indicó tener necesidades económicas, además de 57% que indica falta de albergue o alojamiento, 47% necesita asistencia médica, 33% se enfrenta a falta de alimentación y 33% a la falta de asistencia legal.

0:00
0:00
Lista de Reproducción