Ministro de Seguridad acepta que infiltró policías entre manifestantes pero niega que hayan provocado disturbios

David Chavarría Hernández davidchavarriahernandez@gmail.com

Agentes del Programa Regional Antidrogas (PRAD) del Ministerio de Seguridad Pública se infiltraron entre las personas que protestaron este lunes frente a Casa Presidencial. Así lo reconoció el jerarca de este ministerio, Michael Soto, quien alegó que los oficiales participaron de un operativo para “descartar o vincular” la intervención de estructuras del narcotráfico dentro de la manifestación.

Asimismo el ministro Soto negó que estos oficiales se infiltraran con el fin de provocar a los manifestantes. “En ningún momento estos oficiales nuestros participaron en ninguna instigación ni provocación. No hay videos ni fotografías que hagan constar ello y su misión era, repito, vinculadas al tema del narcotráfico”, dijo.

Soto aseguró que la intervención se organizó tras las declaraciones de uno de los anteriores líderes de Rescate Nacional, José Miguel Corrales, quien incluso se desligó del movimiento al señalar la infiltración de bandas narcos entre los manifestantes que participan de bloqueos y protestas en diferentes puntos del país desde el pasado 30 de setiembre.

El jerarca responde así a los cuestionamientos hechos por la prensa y en redes sociales, donde se observa, en registros de vídeos y fotos, cómo estos agentes encubiertos presuntamente coordinan algunas acciones con los policías de Fuerza Pública.

Mientras que la noche del lunes el secretario adjunto de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Walter Quesada, aseguró que los infiltrados buscaban provocar “el caos y desorden” para desprestigiar al movimiento de protesta.

Quesada señaló públicamente a dos agentes del PRAD que, según dijo, estuvieron involucrados en los operativos.

“El pueblo costarricense es un pueblo pacífico, que promueve la negociación jamás la confrontación y lo que están haciendo ustedes es dejar en evidencia que este Gobierno es experto en hacer obras de teatro”, aseguró Quesada.

Protesta terminó en enfrentamiento

Las acusaciones de la ANEP fueron respaldadas por el Movimiento Rescate Nacional que encabeza las manifestaciones de las últimas semanas.

El movimiento desplazó a representantes de sectores y comunidades hacia Casa Presidencial este lunes. La marcha por las calles de San José transcurrió pacífica pero en horas de la tarde, ya frente Casa Presidencial, se presentó un enfrentamiento entre policías y manifestantes.

“La policía tenía una actitud pasiva, tranquila, sosteniendo la línea. Son los manifestantes los que empiezan a agredir ilegítimamente a los policías no solo con piedras, son pedazos de acera que empezaron a despedazar para atacarnos”, aseguró el ministro de Seguridad, Michael Soto.

El jerarca añadió: “ahí es donde la policía toma la decisión de usar agente químico (gas lacrimógeno) para salvaguardar la vida y la integridad de los oficiales. Si esto no se hubiera hecho de esta forma, probablemente tuviéramos alguna situación más grave qué lamentar”, declaró el ministro.

Por el contrario, tras los altercados, el vocero del Movimiento Rescate Nacional, Célimo Guido, sostuvo que la actuación de seguridad fue excesiva y una represión “nunca antes vista”.

Como saldo del enfrentamiento las autoridades reportan 11 oficiales heridos y 28 manifestantes detenidos. Tres de los arrestados tenían antecedentes por decomiso de drogas, robo agravado e incluso portación de arma y según el ministro Soto, estos fueron identificados tras el operativo con oficiales encubiertos de la PRAD.

0:00
0:00
Lista de Reproducción