#COVID-19 | Los que tienen que salir

David Chavarría

Aurelio Jesús. Vendedor de artesanías.
“Tal vez el hambre es más peligrosa que el virus”

Aurelio Jesús. Vendedor de artesanías. 

“Yo siempre vendo en la Universidad de Costa Rica ahí en la pura entrada”.

“Nos agarró desprevenidos a nivel mundial. Acá en Costa Rica tenemos que acatar lo que dice el Ministerio de Salud, el Gobierno, todo. Pero hay una cosa, a nosotros que somos trabajadores independientes de la calle nos mandan para la casa, pero que es lo que pasa, que cuando vamos a la casa no hay nada que comer, o sea que de todos modos tenemos que salir.”

“Entonces si el Ministerio de Salud quiere que acatemos eso, deberían darnos un paquete para estar la cuarentena esa que dicen y poder sobrevivir. Pero ellos nos mandan a la casa sin ninguna solución, ellos no piensan que vamos a comer. Claro que en el Gobierno ellos están bien y tienen plata, y ellos piensan que todo es igual. Pero eso no es así”.

“Nosotros tenemos que salir de todos modos para poder comer el diario del día, porque así no podemos estar en la casa, y sí esto va a seguir así entonces la gente no va a tener qué comer. En otras palabras, tal vez el hambre es más peligrosa que el virus, porque el hambre nadie se aguanta. Entonces con el tiempo puede que la gente salga a saquear grandes centros comerciales cerrados, como ya ha pasado en otros países”.

“El Gobierno tiene que acatar eso, como poder tener en cuarentena a la gente en la casa. No es por decir vayan a la casa y punto, no es así. ¿Nosotros qué?, ¿Qué vamos a comer?”.

“Las ventas no están bien. A veces uno que otro que compra, y hay que dejarle la mercadería a menos precio para llevar algo de comer a la casa”.

Jose Guillermo Rojas. Vecino de Coronado. Taxista frente a Estación del Atlántico

“Yo no me puedo quedar en la casa, porque soy pobre”

José Guillermo Rojas. Vecino de Coronado. Taxi en la capital

“El trabajo ha estado muy raquítico, hay mucha gente trabajando desde sus casas. Está muy grave la situación. La gente está escondida por temor a la enfermedad imagino yo”.

“El taxi desde hace algunos años viene muy mal, por el exceso de competencia. Desgraciadamente el gobierno nos tiene abandonados en ese aspecto”.

“El ingreso es muy poco. Yo alquilo el taxi y no salimos, rotundamente no salimos. Vea un caso de esta semana. Esta semana yo tuve un día de 19 mil colones recogidos en su totalidad y de ahí tengo que dividirlo en tres: el dueño del carro, RECOPE y yo. El sueldo entonces viene siendo como siete mil colones, más siete mil para el dueño del carro y el resto para la lavada, la gasolina y punto”.

“Yo trabajo 15 horas diarias, entonces es muy poco dinero que se gana”.

“Yo seguí el protocolo de aseo: lavar los zapatos antes de entrar a la casa, lavar las manos con frecuencia. Limpiar el carro con alcohol y esas carambadas , tratando de prevenir una enfermedad ”.

“Pero yo no me puedo quedar en la casa, porque soy pobre. Somos pobres y lo que ganamos actualmente no da para pasar el día ”.

“Aunque uno tiene ese temor de contraer la enfermedad por andar en la calle, pero como padre de familia no me queda otra que hacer, hay que tirar a la calle a los frijolitos de mañana”.

Matías Membreño. Vecino de Tibás. Revende boletas para parqueo en frente al Parque Nacional, San José

“Tengo qué salir, lógicamente cuidándome”

Matías Membreño. Vecino de Tibás. Revende boletas para parqueo en frente al Parque Nacional, San José

“En mi caso ya tengo 17 años, soy boletero, nosotros vendemos boletas de la Municipalidad. Somos revendedores de boletas, ese es el trabajito

“Soy extranjero, soy nicaragüense y tengo 27 años de vivir en este país, y jamás había visto algo así. pero uno tiene qué mentalizarse porque no es solo aquí es a nivel mundial pero es lamentable que pase esto. Nunca había visto de ninguna manera”.

“Nosotros cuadramos el día pueden ser unos 15 mil pesos lo que nos podemos ganar en todo el día, ayer me fui con 7 mil pesos en todo el día, desde las 7 de la mañana hasta las 4 de la tarde, y tengo qué venir porque no tengo otro ingreso, tengo que trabajar y buscar la manera”.

“Yo tengo dos hijos, tengo mi esposa, y en mi caso tengo además de eso pagamos casa y un montón de cosas qué hay qué pagar, varón, a veces nosotros cuadramos los gastos y uno se va ajustando pero ya con este déficit está difícil”.

“En el caso mío tengo qué salir, yo no puedo quedarme en la casa, porque no tengo ingresos de ninguna parte. Mi esposa estaba trabajando pero la mandaron para la casa, qué esa era una ayuda, pero ya hoy en día no tengo otros ingresos entonces tengo qué salir, y lógicamente cuidándome tomando las precauciones necesarias, porque no me queda de otra, pero estoy consciente de la situación, consciente de que tenemos qué cuidarnos, de ver la manera de protegernos todos. En mi caso sí ando en la calle tengo qué tomar medidas más extremas de las que tomamos en la casa”.

Vendedor ambulante 15 años trabajado en San José

“Uno tiene que salir a ganarse la comidita

Vendedor ambulante 15 años trabajado en San José

“Yo soy vendedor regular y también me adapto a las circunstancias”.

“Ahorita lo que se venden son comidas, pero lo que son juguetes no, muy bajas las vendas,. Ahorita en la emergencia también se venden mascarillas, y alcohol en gel”.

(Sobre venta de alcohol en gel) “Ahí le hacemos un macguiver y conseguimos por ahí alcohol en gel en galón y lo empacamos, y mascarillas también se venden”.

“¡Ah jamás! Nosotros tenemos que salir a ganarnos por lo menos la comida, y pedirle al creador qué esto pase pronto porque la situación se pone cada vez más dura”.

“De mi ingreso solo dependo yo, y sin embargo solo, la veo dura, y no sé como hacen otras personas qué tienen hijos y qué pagan casa y todo”.

“En mi caso, yo la pulseo en todo, y básicamente se fue al suelo todo, y aún así con este producto qué ando, lo que saco es como para comer con suerte, porque las ventas se fueron abajo de un 100 a un 10”.

“Primera vez algo así, que uno no lo espera y como uno no ahorra, porque uno siempre tiene la esperanza de que hoy queda sin plata pero ya mañana le da vuelta, pero esto ocurrió de una semana a otra, y quitaron fiestas, cerraron empresas, y entonces la gente ya no compra, solo piensa en la comida o sus familias”.

“Uno tiene que salir a ganarse la comidita, mil o dos mil colones, lo que sea porque no hay otra forma”.

Freddy Reyes  Vecino de Pavas.  Vendedor de Flores.  Tramo doña Grace.  Frente al Banco Nacional.  25 años en el puesto.“Sería como cortarle las alas a un ave para que vuele”

Freddy Reyes. Vecino de Pavas. Vendedor de Flores. Tramo doña Grace. Frente al Banco Nacional. 25 años en el puesto.

“Un 90 por ciento de caída en las ventas”

“Lo que pasa es que hay algo que yo le llamo “hc”, histeria colectiva. Entonces nosotros muchas veces nos sugestionamos con lo que dicen las redes sociales, las noticias son muy acomodadas con el gobierno, pero diay, aquí los únicos qué pueden utilizar esa frase de “quedarnos en casa” son los empleados públicos. los que pueden disfrutar del teletrabajo. Nosotros los que trabajamos en comercio informal o los emprendedores no tenemos esa facilidad. Aunque quisiéramos y tomamos las previsiones del caso, obviamente”.

“Tengo esposa hijos, nietos, entonces ya usted sabe como es el asunto. Entonces uno tiene que pulsearla por la familia”.

“Sería como cortarle las alas a un ave para que vuele. Exactamente igual”.

“Lo difícil no es levantarse. Lo difícil será reactivar la economía porque estamos hablando de que no solo nosotros sino del país en general, porque la situación nos está afectando a todos. Usted habla con cualquier cantidad de personas que nos dedicamos al comercio informal, inclusive los mismos empleados públicos con esos recortes salariales que ellos tienen, son muchas las situaciones, y obviamente que esta parte el Gobierno no es culpable. Nosotros sufrimos el  famoso daño colateral”.

“Lo desinfectamos todo. Primero esto se lava bien, los baldes o trastos que utilizamos, se lavan bien con su respectivo detergente. El cuidado personal de nosotros es usar mascarillas, tengo jabón personal, menticol para las manos y todo eso, y más yo que soy asmático entonces más”.

“Uno entiende que esto es un tipo de recesión económica obligada por el tipo de pandemia que sufrimos”.

Víctor Manuel Castro. Vecino de Hatillo 5. Vendedor ambulante en la capital

“Mañana es otro día”

Víctor Manuel Castro. Vecino de Hatillo 5. Vendedor ambulante en la capital

“Yo soy vendedor ambulante. Yo vivo de esto. Es más yo me quedé ocho días en mi casa, pero ya necesitaba plata para la comida, entonces tuve que salir hoy. Porque en realidad con que me gane alguito para comer está bien”.

“Lo que voy a trabajar es un ratito. Unas cuatro horitas que yo trabaje para ganarme el sustento, perfecto. Ya lo hice, ya casi voy para mi casa, mañana es otro día”.

“Hoy me fue bien. Para la comidita de hoy, excelente, con un poquito que uno se gane para comprar el arroz y los frijoles ya es algo bueno.”

“Tengo familia. Conmigo viven dos nietos, ya mayores, pero están a mi cargo”.

“Si yo hubiera tenido la platica para seguir en mi casa, yo me quedo en mi casa. Es un poco apretado quedarse en la casa, entonces hay que salir a ganarse los cinquitos para poder comer. Lo que yo hago es para comer, porque gracias a Dios, yo no pago casa. Esa es una de las ventajas mías, que si yo gano es para comer nada más”.

“Las medias mías, sí bueno aquí tengo el guantecito y tengo alcohol con gel. Ahí estoy lavándome las manitas todo el día, así que pura vida. Lo que sí trato es de no aglomerar mucha porque sí muchos se me ponen aquí, bueno la ventaja es que vea como está la Avenida Central no hay mucha aglomeración de personas”.

“En el sector privado básicamente vamos casi que al día”

Chequeador de bus: rutas San José-Montes de Oca.

“Básicamente ha caído en un 90%, principalmente en las tardes, ya al mediodía decae la gente, por lo menos se está haciendo caso, a guardarse en la casa un tiempo, Pero sí está impactando bastante duro a los empresarios, como a los que trabajamos con ellos”.

“Se han reducido por orden del CTP, se han reducido la cantidad de carreras al día. Se mantienen las primeras y las últimas para asegurarle a la gente qué sale tarde de sus trabajos el llegar a sus hogares. Pero sí se ha minimizado a casi que la mitad de la flota en la calle”.

“De momento no sabemos nada, se mantiene todo normal. Están tratando de mantenernos hasta la medida de lo posible, pero se está poniendo un poco más delicada la situación y creo qué tendrán qué tomar ciertas medidas. Pero de momento seguimos normal”.

“En el sector privado básicamente trabajamos para pagar nuestros gastos,  vamos casi que al día, y al paralizarse por completo nos va a golpear mucho, al igual como han golpeados a otras personas, pero esperemos qué la situación cambie”.

“Es que tenemos deuda, familias, muchos pagan pensiones o alquileres, es un poco complicado, pero no queda que seguir adelante a ver que pasa”.

Marco José Nieto. Vecino de San Joaquín de Flores en Heredia. Vendedor de helados Parque Central de San José
“Sí me quedo en la casa ¿Quién me va a dar de comer?”

Marco José Nieto. Vecino de Flores en Heredia. Vendedor de helados Parque Central de San José

“Me ha perjudicado porque las ventas han bajado y la gente tiene miedo de comprar. Pero como yo vendo un producto que es autorizado por el Ministerio de Salud, y viene empacado, entonces hay mucha que sí compra. Pero la situación si está muy dura”.

“Yo camino mi agua y jabón para estar constantemente lavándome las manos”

“Sí me quedo en la casa ¿Quién me va a dar de comer? Tengo que salir a buscar el bocado de comida”.

“Yo gano por día, según la venta que tenga esa es la ganancia que me deja”. 

“Ahorita gano seis mil u ocho mil depende de la venta. Mientras que en un día bueno son como 10 o 12. Un salario mínimo mejor dicho”.

“Dependen de mi tres hijos, ellos estudian y ahorita como están suspendidas las clases ellos en la casa”.

0:00
0:00
Lista de Reproducción