TEC creará unidad para que apruebe y fiscalice gastos de Federación estudiantil

Imagen de perfil de María Laura Molina Cordero
María Laura Molina Cordero
- marialauramolinacordero@gmail.com

Compartir en:

A raíz de irregularidades con el manejo de los fondos públicos por parte de la Feitec, el Consejo Institucional del TEC aprobó la creación de un centro funcional, el cual se encargaría de autorizar las compras y contrataciones de la federación estudiantil y velará porque se sigan los procedimientos necesarios.


Tras los hallazgos de una auditoría sobre irregularidades en el uso de fondos públicos por parte de la Federación de Estudiantes del TEC (Feitec), el Consejo Institucional de esa universidad decidió ayer miércoles crear un centro funcional que se encargue de aprobar las compras y contrataciones que realice dicha organización estudiantil y fiscalizar que se sigan todos los procedimientos necesarios.

Esto implicaría que los ¢117 millones que se le asignarán a la Feitec en el 2023 serán administrados por ese centro funcional. La Feitec, a través del Departamento de Aprovisionamiento de la Institución, deberá solicitar el dinero y realizar compras y contrataciones con los procesos que requiere la administración pública, según explicó el rector del TEC, Luis Paulino Méndez, a Interferencia de Radios UCR.

Actualmente, la Feitec recibe los fondos de manera trimestral por medio de transferencia en sus cuentas bancarias y se encarga de ejecutarlo según el Plan de Trabajo de la organización estudiantil. Esta ejecución, según el rector, es fiscalizada por el Departamento Financiero Contable del TEC, el cual recibe las facturas y las analiza. A partir del próximo año, para cumplir sus fines, la Federación tendrá que acudir al centro funcional a que le autorice los gastos.

Abigail Quesada, presidenta del Feitec, quien está actualmente apartada del puesto por una investigación que realiza el Tribunal de Honor de esa federación, dijo a Interferencia que, en principio, no está en contra de que los recursos se manejen a través de un centro funcional. Sin embargo, dijo estar preocupada porque aún no estén claras las características del nuevo mecanismo, ya que “dependiendo de cómo se implemente podría afectar la operatividad de la Feitec y sus objetivos”.

“Yo estoy de acuerdo con mayor control interno y a nosotros como Federación nos beneficiaría muchísimo, ahorraríamos incluso en control interno, pero hasta no tener la seguridad de cómo será el centro funcional no podemos emitir un criterio concreto a favor o en contra”, manifestó Quesada.

La estudiante indicó que la Feitec necesita este tipo de evaluación y ser parte de estas decisiones para “cuidar en salud a la misma Federación y que todo sea mucho más transparente”.

Según se acordó ayer en el Consejo Institucional, la Rectoría deberá presentar antes del 15 de noviembre de este año la propuesta de ajustes reglamentarios que sean necesarios para que el cambio del modelo en la ejecución permita el cumplimiento de los objetivos de la Feitec.

Este acuerdo surge a partir de las recomendaciones que realizó la Auditoría Interna, la cual investigó el uso de recursos de la Feitec en el 2020. Ese órgano consideró necesario revisar si el modelo que se utiliza para asignar los recursos requiere ser reformulado para que los mismos se ejecuten en un centro funcional.

Si bien el presupuesto de la Feitec para el 2023 ya está aprobado (¢117.756.250), este está condicionado a que se apruebe el nuevo mecanismo de ejecución, según indicó el rector del TEC.

“La transferencia a la Federación se condicionó a que se haya definido con claridad el mecanismo y el único mecanismo que tiene aceptación hasta el momento es el centro funcional”, agregó Méndez.

La solicitud de ejecutar los recursos de la Feitec a través de un centro funcional es apoyada también por parte de un sector del Movimiento Estudiantil, quienes estiman que es una medida para asegurar los recursos que la Federación debe asignar a las asociaciones estudiantiles.

Fiscalización de recursos

Debido a las irregularidades señaladas por la Auditoría con respecto al manejo de fondos en la Feitec, Interferencia le consultó al rector del TEC sobre los mecanismos que posee la institución para fiscalizar el uso de los recursos por parte de la Feitec.

Méndez indicó que el principal mecanismo de control que tiene el TEC para la fiscalización de esos recursos es a través del Departamento Financiero Contable, el cual revisa la facturas entregadas por la Federación.

Por esto, fue hasta que recibieron los resultados de la auditoría que se enteraron de las “aparentes irregularidades”, dijo el rector, quien agregó: “aquí no vamos a enjuiciar a nadie”.

“Probablemente el encargado de Financiero Contable, al hacer el cotejo, nada más se iba por los montos, no tanto por la por la validez de algunas facturas o si se duplicaban o no. Eso lo vino a determinar la auditoría posteriormente”, indicó.

Sobre las declaraciones dadas por el expresidente de la Federación, Alcides Sánchez, quien dijo a Interferencia que una vez que los fondos ingresan a la federación, adquieren el carácter de privados, Méndez recalcó que son fondos públicos y “merecen toda la atención”.

Según explicó el rector, este dinero, en su mayoría proviene de los fondos públicos que recibe el TEC para su funcionamiento y del pago de matrícula de las personas estudiantes.

La Auditoría también cuestionó el aumento significativo en presupuesto para alimentación, la compra de comidas en lugares como un sport bar, compra de canastas navideñas y otros hechos que “carecen de vinculación” con el presupuesto y plan de trabajo de la organización estudiantil.

Con respecto a estos aumentos, Méndez manifestó que la pandemia puede explicar en parte “la explosión de otros gastos”.

Además, agregó que al ser el movimiento estudiantil autónomo, “hay muchas cosas que nosotros desde la Administración no podríamos llegar y decirles cómo hacer”, pero en caso de comprobarse las irregularidades, podría llevarse las denuncias ante el Ministerio Público, indicó.

0:00
0:00
Lista de Reproducción