Pfizer desmiente que hija de expresidente Solís haya participado en contratos de vacunas

Avatar por defecto
David Bolaños, Alejandro Durán e Isaura Gutiérrez
- doblecheck@ucr.ac.cr

En resumen: Rodrigo Chaves y la ministra de Salud, Joselyn Chacón, aseguraron este miércoles que la hija del expresidente Luis Guillermo Solís “firmó” y “redactó” el contrato de Pfizer y el Gobierno anterior para la adquisición de vacunas anticovid. La compañía farmacéutica desmintió las insinuaciones de los jerarcas.

Beatriz Solís Worsfold es asesora legal de Pfizer para Centroamérica y el Caribe desde el 2018, y su padre es el expresidente Solís. Sin embargo, la compañía farmacéutica afirmó que “sus responsabilidades no incluyen la participación en los procesos de negociación con el gobierno de Costa Rica ni con cualquier otro gobierno para la compra de la vacuna de Pfizer-BioNTech” contra la COVID-19.

En una respuesta oficial a consultas de Doble Check, Pfizer agregó que los procesos de negociación para la distribución de vacunas anticovid recae en  equipos locales, regionales y globales de la empresa, y que esos procesos han sido similares en la región y a escala mundial.

Doble Check solicitó el sustento de las afirmaciones del presidente Chaves y de la ministra Chacón ante Casa Presidencial y el Ministerio de Salud, pero no se obtuvo respuesta oportunamente. La ministra de Comunicación, Patricia Navarro, tampoco atendió la consulta.

¿Qué dijeron los jerarcas?

En la conferencia de prensa del miércoles 3 de agosto en Casa Presidencial, la Ministra de Salud, Joselyn Chacón, y el presidente Rodrigo Chaves cuestionaron las condiciones del contrato de compra de vacunas anticovid de Pfizer/BioNTech.

Chacón afirmó que, actualmente, su ministerio, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) no pueden dar más información sobre la negociación de la compra de vacunas contra la COVID-19 que se acordó en durante la administración Alvarado Quesada desde finales del 2020.

“Ahorita, Don Alejandro [Alejandro Picado, presidente ejecutivo de la CNE], mi persona y Don Álvaro Ramos [presidente ejecutivo de la CCSS]  estamos de manos cruzadas por un contrato que firmó una abogada hija de un expresidente, que nos dejó blindados”.

Posteriormente, el presidente Chaves destacó que el Gobierno no puede brindar detalles sobre el acuerdo con Pfizer porque estarían violando un contrato “que fue redactado por la hija del señor expresidente Luis Guillermo Solís”, a quien calificó como una “muy buena abogada” porque “ella representó a Pfizer y ahí no sale una burbuja”.

“Sobre el contrato ya la ministra lo dijo. Si nosotros damos detalles podemos terminar en la cárcel literalmente”, comentó el presidente.

Además, Chaves insinuó la sospecha de anomalías en la integridad del acuerdo entre Costa Rica y Pfizer. “Está absolutamente sellado [el contrato]. ¿Que huele feo? Mejor no comento con respecto a eso. Sí puede dar la impresión de que un nivel de secretismo tan absoluto esconde la necesidad de mantener las cosas en la oscuridad, y nosotros sabemos que la luz es un buen desinfectante”, dijo el mandatario.

Pfizer desmiente a presidente Chaves y ministra Chacón

Beatriz Solís Worsfold es funcionaria legal de Pfizer y su empleo en esa compañía fue divulgado por medios de comunicación nacionales en junio del 2021, cuando la Asamblea Legislativa discutía los términos y cláusulas de confidencialidad del acuerdo para el suministro de vacunas contra la COVID-19 de esa compañía farmacéutica en Costa Rica. La abogada es hija del expresidente de la República, Luis Guillermo Solís (2014-2018).

Doble Check envió una consulta a Pfizer sobre la veracidad de las afirmaciones que hicieron la jerarca actual de Salud y el presidente Rodrigo Chaves sobre esa funcionaria. Pfizer desmintió por completo las insinuaciones de ambos jerarcas en una respuesta oficial:

“Beatriz Solís Worsfold labora en el departamento Legal de Pfizer Centroamérica y el Caribe (CAC), desde el 2018. Sus responsabilidades no incluyen la participación en los procesos de negociación con el gobierno de Costa Rica, ni con cualquier otro gobierno en CAC, para la compra de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra COVID-19”, afirmó Pfizer este jueves.

Esa compañía agregó que “los procesos de negociación para los contratos de suplido de vacunas contra COVID-19 con gobiernos de distintos países han sido similares tanto a nivel de Centroamérica y Caribe como a nivel mundial. Este es el resultado de un trabajo conjunto entre equipos locales, regionales y globales, que siguen las mismas políticas, lineamientos y guías establecidas por Pfizer y BioNTech. Dicho trabajo es liderado por los gerentes generales de los países en los que Pfizer opera”.

En junio del año pasado, Pfizer aclaró públicamente que el proceso de compra de vacunas anticovid en Centroamérica y el Caribe fue liderado por Bradley Silcox, gerente general de Pfizer para la región.

4 8 2022 Declaraciones oficiales de Pfizer para Doble Check
Respuesta oficial de Pfizer del jueves 4 de agosto.

Noticias y discusión del 2021

En octubre del 2020, la administración Alvarado Quesada firmó un acuerdo para el eventual suministro de las vacunas que desarrollaban las compañías Pfizer y BioNTech para 1,5 millones de personas en Costa Rica (3 millones de dosis). Ambas partes consolidaron ese acuerdo el 3 de diciembre al firmar un contrato por $36 millones para la fabricación y suministro de las vacunas, que recibieron la autorización de uso de emergencia de las autoridades reguladoras de Estados Unidos pocos días después. El primer lote de vacunas pactadas en el contrato llegó a Costa Rica a finales de diciembre del 2020.

En junio del 2021, medios de comunicación divulgaron que Beatriz Solís Worsfold era asesora legal de la compañía farmacéutica Pfizer. El medio El Guardián incluso la describió como la “directora legal” de Pfizer.

Diputados de la Asamblea Legislativa también cuestionaron la relación entre Pfizer y Roberto Dormond Cantú, quien fue embajador de Canadá durante la administración Solís Rivera. Al momento de los cuestionamientos, Dormond era director de Asuntos Públicos de Pfizer para Centroamérica y el Caribe.

“Lo conozco [a Dormond] por las reuniones desde que empezamos a negociar con Pfizer. Lo he llegado a conocer en las reuniones que hemos tenido justamente para tratar ese tema de vacunas. Antes de eso no lo conocía”, respondió el entonces ministro de Salud, Daniel Salas, durante una comparecencia ante el Congreso.

Salas detalló en la Asamblea Legislativa que, al sumar dos contratos de adendas de suministro de vacunas, el Gobierno estaba destinando $72 millones a inoculaciones de Pfizer a junio del 2021, de un total de casi $100 presupuestados para la adquisición de vacunas.

Además, el entonces ministro de Salud aclaró a las diputaciones que “el contrato de Pfizer es confidencial por políticas empresariales a nivel global, con la excepción de: cantidad total dosis contratadas, monto global del contrato, arribos de vacunas una vez confirmado el vuelo y pagos realizados a la fecha”.

Ante la propuesta de un grupo de congresistas para convocar una audiencia con Dormond y el gerente general de Pfizer en la región, esa compañía emitió un comunicado que aseguraba que “los acuerdos que hemos firmado con el gobierno de Costa Rica han seguido, rigurosamente, todos los procedimientos legales, regulatorios y éticos requeridos”. Pfizer añadió en aquel momento que “cualquier insinuación de lo contrario es irresponsable, injusta e injuriosa”. La moción para la audiencia fue rechazada por una comisión legislativa eventualmente.

0:00
0:00
Lista de Reproducción