Astor Piazolla: Revolucionando el tango

Avatar por defecto
Guiselle Mora
- gmoranoguera@gmail.com

Un bandoneón de segunda mano fue el compañero de Astor Piazolla desde que era niño y se podría decir que fue el preámbulo de lo que sería su vida. Conozcamos más sobre este artista. 

Astor Piazolla era hijo de un inmigrante italiano que admiraba mucho a Carlos Gardel. Su ciudad de nacimiento fue Mar de Plata en el año 1921. Sus estudios en música los hizo bajo la tutela de Bela Wilda, maestro ruso discípulo de Rachmaninov, y de él aprendió a transcribir y ejecutar a Bach y a Schumann.

Su vida fue un ir y venir de muchos lugares, así también fue su carrera musical. Una temporada tango, otra clásica, otra jazz pero sin perder su esencia y ese gusto por seguir aprendiendo y creando.

A través de su vida Astor Piazolla conoció a muchas personalidades. Una de las amistades que destaca y que quizás fue muy importante fue la que tuvo con Carlos Gardel, incluso participó como actor en la película “El Día que me quieras”.

Con tan solo 17 años logró ingresar en la orquesta de Aníbal Troilo, primero como bandoneonista de fila y ocasional pianista y luego como arreglista.  En la Orquesta de Troilo estuvo hasta el año 1944. A partir de ese momento empezó a dirigir la orquesta que acompañó al cantante Francisco Fiorentino. Dos años más tarde, compuso “El desbande”. Piazolla consideraba este como su primer tango.  

Un gran creador

Piazolla tuvo su propia orquesta, también un octeto y casi en el lugar en el que estaba encontraba músicos y se ponía a crear. Entre 1950 y 1954, compuso obras claramente distintas de la concepción del tango hasta ese momento como Para lucirseTanguangoPrepárenseLo que vendrá, así comenzó a definir su estilo.

Más adelante formó el Octeto Buenos Aires integrado por Enrique Mario Francini y Hugo Baralis, Roberto Pansera,  y José Bragato, entre otros. Varias versiones del Octeto influyeron de en la evolución del tango, por su novedad rítmica.

Cuando murió su padre, en 1959, compuso Adiós, Nonino. Esta ha sido consideraba una de sus más bellas obras.

En 1968, compuso, con el poeta Horacio Ferrer, la operita María de Buenos Aires y un año más tarde comenzó a escribir, también junto a Ferrer, temas más sencillos para la voz de Amelita Baltar, su pareja por aquellos años.

Mientras vivió en Italia Piazolla formó el Conjunto Electrónico. Con este se aproximó a otro estilo musical: el jazz-rock.

Grandes reconocimientos

En 1985, fue nombrado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires. Además, en el Quinto Festival Internacional de Guitarra estrenó el Concierto para Bandoneón y Guitarra: Homenaje a Lieja, con la dirección de Leo Brouwer.

También recibió en París el Premio César por la banda sonora de la película El exilio de Gardel en 1986.Su último disco lo grabó en 1988 con el Quinteto La Camorra. Su bandoneón dejó de sonar en el año 1992 pero su música y su trabajo siguen formando parte de la historia musical.

Siga más artistas en el podcast El Tocadiscos.

0:00
0:00
Lista de Reproducción