Congreso y gobierno PAC (con Rodrigo Chaves) promovieron recortes de Cultura

Avatar por defecto
Arianna Villalobos
- doblecheck@ucr.ac.cr

Compartir en:

En resumen: El candidato presidencial de Progreso Social Democrático (PSD), Rodrigo Chaves, afirmó que él nunca recortó “un solo” presupuesto del Ministerio de Cultura cuando trabajó como Ministro de Hacienda de la actual administración. Esto es falso.

Durante la gestión de Chaves, se presentó y aprobó el primer presupuesto extraordinario y la primera modificación a la Ley de presupuesto ordinario y extraordinario de la República para el ejercicio económico del 2020 (expediente 21.918), en la cual se incluyeron disminuciones al Ministerio de Cultura como parte de un redireccionamiento de fondos de una veintena de instituciones para atender la crisis de COVID-19. Chaves incluso presentó el presupuesto en una conferencia de prensa de Casa Presidencial.

Por su parte, el aspirante del Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres, criticó que el Ministerio de Cultura está diezmado por “los recursos que le cortó aquí el Ministro de Hacienda del PAC”, culpando directamente a su contrincante. El cuestionamiento de Figueres omite que la Asamblea Legislativa y su comisión de Hacendarios, liderados por el PLN, también impulsaron recortes adicionales al presupuesto de Cultura en el 2020, año en que Chaves dejó su cargo en Hacienda.

La disminución más grande que tuvo el Ministerio de Cultura en la administración del presidente Carlos Alvarado se registró en el 2019, cuando el presupuesto tuvo casi ₡7.000 millones menos que en el año anterior.

Doble Check envió consultas a las campañas de Chaves y Figueres pero no hubo respuesta de ninguna agrupación.

¿Qué dijeron Chaves y Figueres?

En el debate de Grupo Extra del pasado 23 de marzo, el candidato presidencial del PLN, José María Figueres Olsen, afirmó que la cultura ha sido uno de los sectores que han enfrentado más dificultades económicas por la pandemia de COVID-19. Figueres cuestionó que eso se debe a que los gobiernos recientes no han sabido conducir las gestiones de manera adecuada para enfrentar la crisis, y responsabilizó directamente a su contrincante, Rodrigo Chaves.

“Estos gobiernos no han sabido conducir las cosas de la mejor manera a través de la crisis; les ha faltado experiencia, les ha faltado capacidad y les ha faltado equipos de personas que puedan ayudar. El Ministerio de Cultura es creación de Liberación Nacional. En mi gobierno, usted puede estar seguro de que este ministerio tendrá los recursos que le cortó aquí el Ministro de Hacienda del PAC, con lo cual ese ministerio hoy está diezmado,” afirmó Figueres.

Rodrigo Chaves respondió que nunca hizo un recorte al Ministerio de Cultura mientras fue Ministro de Hacienda de la administración Alvarado Quesada. “Yo estuve 180 días en un gobierno de unidad nacional, con el que salí porque le paré el carro al Presidente de la República haciendo cosas malas. Yo nunca corté un solo presupuesto del Ministerio de Cultura”, indicó el candidato de PSD.

La inversión del gobierno de Carlos Alvarado en Cultura

Los documentos oficiales del presupuesto nacional, publicados por el Ministerio de Hacienda, muestran que los recursos asignados cada año al Ministerio de Cultura desde disminuyeron durante la administración del presidente Carlos Alvarado Quesada:

Los programas contemplados para la determinación de ese presupuesto son: actividades centrales, conservación del patrimonio cultural, gestión y desarrollo cultural, el sistema nacional de bibliotecas, desarrollo artístico y extensión musical.

El presupuesto más alto de Cultura en el actual gobierno fue asignado en el 2018. Los recursos se mantuvieron por debajo de ese máximo en los años posteriores.

Recorte con Rodrigo Chaves en pandemia

La gestión de Rodrigo Chaves como Ministro de Hacienda se extendió de finales de noviembre de 2019 a mayo de 2020. Durante este tiempo, Casa Presidencial le propuso a la Asamblea Legislativa el primer presupuesto extraordinario y primera modificación legislativa a la Ley No. 9791, “Ley de presupuesto ordinario y extraordinario de la República para el ejercicio económico del 2020” (expediente 21.918). Chaves anunció esa propuesta el 9 de abril del 2020 junto con la ministra de Planificación, Pilar Garrido, en Casa Presidencial.

La propuesta fue planteada por el gobierno como respuesta a la pandemia de COVID-19. Entre otras medidas, el texto propuso redirigir una porción de los presupuestos de 24 instituciones de los tres poderes de la República para atender los costos que surgieron por la crisis sanitaria.

El presupuesto extraordinario incluía una rebaja total de ₡84.000 millones de dichas entidades para “financiar las transferencias que el IMAS y el Ministerio de Trabajo darán a las familias que en este momento se encuentran en situación de vulnerabilidad”, informó Casa Presidencial en ese momento. La propuesta (página 196) incluyó un recorte de ₡1.973 millones en el presupuesto de Cultura.

La Asamblea Legislativa aprobó el presupuesto extraordinario en segundo debate el 24 de abril de ese año, con 48 votos a favor.

Oposición en el Congreso buscó más recortes

Meses después, el 15 de octubre del 2020, diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios plantearon una moción para recortar el equivalente de 1% del Producto Interno Bruto (PIB) del presupuesto nacional para el 2021. La propuesta fue hecha por las diputaciones del PLN que conformaban la comisión.

Los legisladores justificaron el recorte así:

“Dada la gran inflexibilidad en el gasto público, las medidas ordinarias de contención no son suficientes para generar un impacto significativo en las finanzas públicas. Un recorte del presupuesto en el orden del 1% del PIB por ₡358 mil millones, representa apenas un 3% del total de un presupuesto de ₡11.4 billones. Mientras que ese mismo 1% del PIB en contención del gasto, representa casi el 10% del déficit fiscal del próximo año. Las pequeñas medidas y los pequeños sacrificios en las instituciones públicas son un mandato técnico y moral, en un sector público que no ha sentido el impacto directo de la pandemia en su funcionar normal.”

Parte de esa propuesta implicaba que el presupuesto del Ministerio de Cultura enfrentaría un recorte de hasta 13,4%, según el expediente legislativo 22.174 (Ley de presupuesto ordinario y extraordinario de la República para el ejercicio económico 2021). Esto equivalía a unos ₡6.400 millones. Paralelamente, la diputada María Inés Solís (Partido Unidad Social Cristiana) propuso una moción para rebajar más de ₡4.000 millones a Cultura.

El Ministerio de Cultura advirtió públicamente que las rebajas afectarían las funciones sustantivas de la institución, y que las partidas que los legisladores pretendían cortar no eran gastos “superfluos”. Cultura también recalcó que el presupuesto que el gobierno propuso para el 2021 era de unos ₡47.000 millones en total.

Las negociaciones en el Congreso culminaron en un recorte de ₡160.000 millones adicionales en el presupuesto nacional del 2021. Esa iniciativa fue respaldada por los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional (PRN), Republicano Social Cristiano (PRSC), Integración Nacional y varios independientes, incluido el bloque independiente Nueva República.

El paquete de rebajas impulsado por la oposición en el Congreso incluyó un recorte de ₡1.500 millones en el presupuesto del Ministerio de Cultura para el 2021. Según los registros presupuestarios del Ministerio de Hacienda, Cultura pasó de disponer de ₡46.925 millones en el 2020 a ₡45.485 millones para el 2021.

0:00
0:00
Lista de Reproducción