Figueres hace crítica engañosa sobre competitividad de Costa Rica

Avatar por defecto
Arianna Villalobos
- doblecheck@ucr.ac.cr

Compartir en:

En resumen: José María Figueres Olsen afirmó que Costa Rica ocupó el puesto 34 en el Índice de Competitividad Global cuando él fue presidente de la República (1994-1998) y que, desde entonces, el país ha perdido aproximadamente un punto de competitividad por año, colocándose entre los puestos 58 y 60 en el último reporte del 2019. Esa comparación es engañosa.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) realiza el Índice de Competitividad Global desde 1979. Es cierto que Costa Rica ocupó el puesto 34 en 1999, en el primer informe que incluyó al país. En el reporte más reciente de 2019, Costa Rica está en la posición 62.

Aún así, la comparación del candidato del Partido Liberación Nacional (PLN) omite que el WEF ha aumentado la cantidad de economías que toma en cuenta para los índices desde 1999. En ese año, solo 59 países fueron incluidos en el análisis, mientras que hubo 141 naciones en el reporte 2019. Ese aumento altera la precisión de la comparación hecha por Figueres.

Así lo advirtió Víctor Umaña Vargas, exdirector del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS), entidad socia del WEF que realiza la encuesta base del Índice de Competitividad Global en Centroamérica y Bolivia. El economista afirmó a Doble Check que es necesario contrastar el puesto relativo del país frente al total de cada índice y la calificación asignada del 1 al 7 para cada economía. Vargas señaló que citar el puesto del país sin contexto no genera una comparación correcta.

La campaña del Partido Liberación Nacional (PLN) no contestó las consultas hechas por Doble Check.

¿Qué dijo Figueres?

Durante una entrevista del programa No Pasa Nada, publicada el 11 de marzo, el candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres Olsen, se refirió a la trayectoria histórica que ha tenido la competitividad costarricense según el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial:

“Cuando estuve en gobierno, montamos el programa nacional de competitividad. Éramos el país número 34 en el Índice del Foro Mundial de Competitividad. Hoy en día, estamos como en el 58 o el 60. Hemos perdido casi que un punto de competitividad por año, y eso es parte de lo que quiero que recuperemos y que vamos a recuperar, porque los países tienen que ser competitivos y los gobiernos [deben] estimular la competitividad para que le sirva a las personas que están queriendo trabajar y buscar su bienestar”, indicó el candidato.

¿Cómo funciona el Índice de Competitividad? 

Desde 1979, el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) elabora un informe anual llamado “Índice de Competitividad Global” sobre la competitividad relativa de los países. Según el último informe del 2019, el Foro define la competitividad como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país.

El índice se utiliza como un criterio anual para que los responsables políticos de cada nación puedan evaluar su progreso en las distintas materias que determinan la productividad en sus territorios.

Actualmente, el índice toma en cuenta 12 materias de productividad: instituciones, infraestructura, adopción de TIC (tecnología de la información y las comunicaciones), estabilidad macroeconómica, salud, habilidades, mercado de productos, mercado laboral, sistema financiero, tamaño de mercado, dinamismo empresarial y capacidad de innovación.

El economista experto en competitividad, Víctor Umaña, explicó a Doble Check que esas mediciones se basan en dos componentes: datos “duros” (cifras específicas y cuantificables sobre cada materia) y datos de percepción. Para obtener los datos de percepción, el WEF le pide a empresas que califiquen en una escala del 1 al 7 el rendimiento de su país en cada categoría.

De ese modo, los informes anuales otorgan un puesto relativo para cada país y una calificación individual de 1 a 7 (el puntaje más alto).

La posición de Costa Rica

Costa Rica estuvo fuera del Índice de Competitividad Global hasta 1999. El análisis fue creado en 1979 pero estaba limitado a un grupo de economías europeas. Fue hasta el informe de 1999 que se recolectaron datos de economías de países en vías de desarrollo, incluyendo a Costa Rica como parte del bloque centroamericano. Así lo explicó Víctor Umaña a Doble Check.

“Eso se hizo en parte por el trabajo que realizó INCAE Business School con el profesor Michael Porter de la Universidad de Harvard. Y sí, efectivamente, el presidente Figueres y los presidentes de los otros países de Centroamérica pidieron ser incluidos en la lista del WEF”, indicó el economista.

Costa Rica ha sido ubicada entre las posiciones 34 y 62 del índice entre 1999 y 2019. Sin embargo, también aumentó el total de naciones incluidas en los informes, pasando de 65 a 144 países. Debido a los cambios en el total de economías que se analizan por año, “el puesto relativo deja de ser una medida que se pueda dar como objetiva; lo importante es ver de cuánto ha sido mi calificación en el tiempo”, advirtió Umaña.

“La calificación de Costa Rica a lo largo del tiempo se ha mantenido relativamente estable y no han habido mejoras significativas”, señaló el experto en competitividad.

Según los informes disponibles en la plataforma de Internet del Foro Económico Mundial del 2006 al 2019, la calificación de Costa Rica osciló entre 4.23 (la calificación más baja en el 2009) y 4.50 (el puntaje más alto en el 2018) de 7 puntos en total.

De ese modo, los informes del WEF muestran que Costa Rica ha fluctuado entre las posiciones 34 y 62 del índice desde 1999, pero su puntaje total en más de una década se ha mantenido sin cambios drásticos.

Los informes de los años 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2018 resaltaron que en Costa Rica ha persistido la deficiente infraestructura en transporte, dificultades para acceder a financiamiento, un desequilibrio macroeconómico, alto déficit presupuestario y un mal gasto público.

Esos mismos informes destacan como fortalezas del país su sistema educativo ejemplar en la región latinoamericana, la tendencia a una adopción significativa y exponencial de las TIC, instituciones consolidadas, sofisticación de negocios e innovación, y un importante desarrollo ambiental.

Impedimentos para el desarrollo

El Índice de Competitividad Global también identifica una lista de factores problemáticos que dificultan el desarrollo competitivo de cada economía.

En el caso de Costa Rica, los informes publicados hasta el momento muestran seis factores que se repiten año tras año: una burocracia ineficiente por parte del gobierno, el suministro inadecuado de infraestructura (sobre todo en el área de transporte), el poco acceso al financiamiento, la corrupción, regulaciones restrictivas de trabajo y altas tasas de impuestos.

0:00
0:00
Lista de Reproducción