Préstamo de BCIE para tren eléctrico solo puede usarse para ese proyecto

Avatar por defecto
David Bolaños
- doblecheck@ucr.ac.cr

En resumen: El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) confirmó que el préstamo de $550 millones a Costa Rica solo se puede usar para el Tren Eléctrico de Pasajeros de la Gran Área Metropolitana. La negativa del banco de cambiar el objeto de la inversión hace inviables propuestas que los candidatos presidenciales José María Figueres y Eduardo Cruickshank han planteado sobre usar el dinero para otros fines.

En noviembre pasado, Figueres planteó usar el dinero para abrir ofertas a distintas modalidades de transporte. El candidato del Partido Liberación Nacional (PLN) incluso expresó la posibilidad de renegociar el préstamo para “hacer otras cosas que nos están urgiendo en el país”. Cruickshank, aspirante de Restauración Nacional (PRN), expresó en ese mismo mes que usaría el dinero para mejorar la condición de los puentes en el país.

El texto del contrato con el BCIE expresa que el dinero únicamente podrá ser empleado para la ejecución de un proyecto con las condiciones generales negociadas con el gobierno. Doble Check se comunicó con el banco para corroborar si sería posible renegociar el objeto de la inversión. La institución respondió que no sería posible, y que una renegociación implicaría descartar el préstamo actual.

Tras consultas de Doble Check, tanto la campaña liberacionista como el candidato del PRN conceden ahora que el dinero se debe usar en la construcción de un tren eléctrico.

A pesar del mensaje de su campaña, Figueres insistió nuevamente en la posibilidad de renegociar el préstamo en una entrevista en el programa Hablando Claro del 24 de enero.

BCIE no admite cambio en inversión

El contrato entre el BCIE y el Ministerio de Hacienda para el financiamiento de un tren eléctrico se firmó el 7 de abril del 2020. El convenio todavía requiere de la ratificación de la Asamblea Legislativa.

El contrato indica que la inversión está supeditada a la “construcción, equipamiento y puesta en operación de un sistema de tren rápido de pasajeros (TRP) en la Gran Área Metropolitana (GAM)”. A rasgos generales, el convenio describe que la obra debe estar localizada en las provincias de Cartago, San José, Heredia y Alajuela. “El prestatario, a través del organismo ejecutor, concesionará el proyecto, para lo cual utilizará los recursos del préstamo como contrapartida estatal de la concesión”, añade el acuerdo.

El documento indica seguidamente que los fondos solo podrán ser usados para el financiamiento parcial de ese proyecto.

Doble Check consultó al banco si sería posible renegociar una condición como el objeto de la inversión. La institución contestó que “todos los proyectos que el Banco acompaña se hacen basados en estudios técnicos específicos por el tipo de inversión que se propone. Para cualquier modificación es necesario contar con la base técnica de respaldo y solicitar la aprobación del Directorio del BCIE”.

Ante ello, se repreguntó si sería correcto afirmar que sí es posible renegociar el objeto de la inversión, siempre y cuando se sobrepasen dos requisitos: contar con evidencia técnica (base técnica) justificar el cambio y pasar por la aprobación del Directorio del BCIE. La respuesta fue tajante:

“No es posible renegociar el objeto de la inversión, el único para el que puede ser utilizada es para el Tren Eléctrico de la GAM. Habría que descartar el actual préstamo y hacer uno nuevo para presentárselo al Directorio del BCIE para que lo apruebe”.

Figueres: “Renegociar las condiciones del préstamo para utilizarlo en otras cosas”

El apoyo de Figueres al préstamo fue vital para que la representación liberacionista en la Comisión Especial de Infraestructura, de la Asamblea Legislativa, aprobara el avance del proyecto de ley. En entrevista con el periodista Henry Rodríguez, de Telediario, Figueres afirmó en noviembre que la aprobación del proyecto era necesaria para “no enviar un mensaje equivocado a los mercados internacionales”.

El candidato agregó que los diputados habían modificado el proyecto para desvincularlo del plan actual del gobierno. Eso es incorrecto.

El plan expuesto por Figueres contempla abrir una oferta para que empresas internacionales ofrezcan sus mejores propuestas en movilidad urbana, con la posibilidad de que finalmente no se escoja ninguna de ellas. Ante esa posibilidad, el candidato expresó: “Podemos renegociar las condiciones del préstamo para utilizarlos en otras cosas que requiera el país que nos bajen las emisiones de carbono”.

Ideas similares están expresadas en un comunicado en el sitio de campaña. Allí, entre las alternativas de inversión, se destacan invertir los recursos en “proyectos ambientales y generación de empleo”.

Doble Check contactó a la campaña liberacionista para aclarar estas posiciones. El candidato a la vicepresidencia, Álvaro Ramírez, concedió que sí debe haber un tren eléctrico combinado con otras modalidades de transporte, aunque pretenden alejarse de la propuesta del gobierno.

Su respuesta contradice la propuesta elevada por Figueres con respecto a darle un uso alternativo a los recursos.

“El crédito no se va a utilizar para otra cosa, pero debemos discutir la solución específica para escoger la mejor opción respecto a costo-eficiencia, el crédito contempla fondos para conectar distintas modalidades de transporte y otra infraestructura paralela como ciclovías e incluso aceras, además del tren. En ningún momento se impone una modalidad específica por lo que en el contrato contamos con la apertura para realizar esta discusión y selección”.

Figueres insistió en la renegociación del contrato del tren en entrevista con la periodista Vilma Ibarra el 24 de enero. “Es muy normal y muy usual que gobiernos entrantes (…) le digan a bancos y le digan a otras instituciones ‘mire, aquí se siguió este proceso, nos encontramos con esta situación y ahora más bien queremos aprovechar estos recursos en otra cosa’. No le estoy diciendo que ese debe ser el objetivo número uno, no. El objetivo número uno debe ser que podamos avanzar con el sistema de transporte masivo urbano como el que queremos, pero no debemos cerrarle ninguna puerta a nuestro país, sobre todo en esta emergencia”.

Figueres evitó referirse específicamente a la construcción de un tren urbano en la mayor parte del intercambio; más bien, se mantuvo en el concepto “sistema de transporte masivo”.

Al ser presionado por la periodista sobre si “cree en el tren”, el candidato dijo: “Siempre he creído en el tren. Creo en el mejor sistema que nos puedan ofrecer, no uno donde nosotros salgamos a decir ‘queremos esto así’, porque me parece que el mundo tiene más experiencia que nosotros”.

A diferencia de lo dicho por Figueres, la diputada liberacionista Paola Valladares, miembro de la Comisión Especial de Infraestructura que aprobó el préstamo, confirmó que el tren eléctrico debe ser construido con las condiciones generales que se expresan en el contrato.

La diputada defiende que la propuesta no está atada a las especificaciones del Ejecutivo según una cláusula del contrato. En esta se deja abierta la posibilidad de informar al BCIE sobre “cualquier propuesta para modificar la naturaleza o el alcance de cualquier componente significativo del Proyecto”.

Doble Check preguntó al BCIE si sería posible renegociar las condiciones del contrato. El banco respondió:

“Hay que separar las condiciones financieras de las técnicas. En el contrato de préstamo se establecen las condiciones financieras del préstamo del BCIE a la República de Costa Rica para la ejecución del proyecto completo del Tren Eléctrico. Corresponde al Organismo Ejecutor y al Gobierno de la República definir los aspectos técnicos de cómo debería ejecutarse el mismo”.

Cruickshank: “Utilizaría esos recursos para mejorar las condiciones de la mayor cantidad de puentes”

El candidato y actual diputado del Partido Restauración Nacional, Eduardo Cruickshank, expresó en noviembre su preocupación por el estado de los puentes en Costa Rica. Por eso, propuso emplear el préstamo del tren eléctrico para mejorar dicha infraestructura.

En una nota para Noticias Monumental, el diputado dijo:

“Teniendo en cuenta que tenemos más de 500 puentes en malas condiciones que se podrían caer en cualquier momento, al menos algunos de ellos, y poner en riesgo la vida de los costarricenses, yo utilizaría esos recursos para mejorar las condiciones de la mayor cantidad de puentes posible por el que alcance este recurso, en vez de utilizarlo en un tren que de por sí no se va a desarrollar en lo inmediato”.

El candidato afirmó que el tren es necesario para el país, pero no le parece el momento adecuado para emprender el proyecto.

Doble Check contactó al diputado, quien afirmó que está consciente de que “el dinero del BCIE es exclusivamente para financiar un tren para la movilidad de personas en el GAM”.

Al consultarle cómo cambió su posición, el candidato afirmó que no la ha cambiado, pero que “una cláusula del empréstito no permite otra destinación”.

El crédito

El crédito para la construcción de un tren eléctrico de pasajeros se gestionó primeramente con el BCIE por un monto de $300 millones. En julio de 2021 se anunció que el proyecto contaría con $250 millones adicionales del Fondo Verde del Clima, de las Naciones Unidas, ligados al financiamiento del banco. Además, el préstamo viene acompañado con una donación de $21,3 millones para hacer obras complementarias, como ciclovías.

En el caso de los $300 millones negociados originalmente con el BCIE, el Estado tendría que pagar con una tasa de interés de 3,8% anual a dos décadas, con cinco años de gracia. El préstamo que se ligó posteriormente por parte de las Naciones Unidas tiene una tasa de 0% de interés a 40 años y con 10 años de gracia.

La negociación con los prestamistas ha llevado cuatro años, pues empezó con la formulación de los estudios de prefactibilidad.

Nota: Una versión original de esta información identificaba los acuerdos con el BCIE y con el Fondo Verde como créditos separados. En realidad, debe entenderse como un solo crédito con el BCIE por $550 millones, y que tiene un componente aportado por el Fondo Verde. La nota además fue actualizada el 24 de enero luego de que Figueres contradijera a su campaña sobre la posibilidad de renegociar el acuerdo y usar los recursos para otra inversión.

pie nota dc punto aparte

0:00
0:00
Lista de Reproducción