Reimaginar la Frontera: la exposición que invita a reinventar el mundo desde la pandemia

Avatar por defecto
Maria Jose Bonilla | Multiplataformas
-

Compartir en:

Reimaginar la frontera
Reimaginar la Frontera se exhibe en los Museos del Banco Central de Costa Rica de lunes a domingo, de 9:00 am a 5:00 pm y hasta el 20 de setiembre. 

Los Museos del Banco Central de Costa Rica, presentan la exposición Reimaginar la Frontera, la cual forma parte de una trilogía que incluye Reimaginar la Comunidad, Reimaginar la Frontera y Reimaginar el Cambio.

Esta trilogía surgió en el contexto pandémico a partir de la necesidad de preguntarse ¿qué hacer cuando no se tiene certeza o conocimiento del porvenir? Y propone el elemento de la imaginación como un medio de creación y un mecanismo para sobrellevar los desafíos que van surgiendo, desafíos que siempre han existido pero que se han vuelto más relevantes con la pandemia.

El concepto de frontera dentro de esta exposición tiene una visión muy amplia, no solo se observa la frontera desde un sentido geográfico o político, sino también desde el ámbito corporal: el confinamiento, el distanciamiento social, el cuidado personal, la frontera entre lo público y lo privado, la relación de cada individuo con los otros y con el mundo.

La exposición echa mano de la colección de arte del museo, obras que son previas al contexto pandémico, y se pregunta ¿qué tienen estas obras que decirnos bajo esta nueva realidad? Eso es algo rico del arte, que te permite ver obras desde una perspectiva distinta, hacerte preguntas que no te habías hecho. El arte es sumamente estimulante en el ejercicio de reimaginar el mundo” comentó la curadora de la exposición y de Artes Visuales de los Museos, María José Monge Picado a Radio Universidad

Fronteras políticas, límites y procesos migratorios

La movilidad humana es un elemento que se mantiene a lo largo de la historia. Los procesos migratorios son inherentes al ser humano y es aquí donde cobran gran importancia las fronteras, barreras ficticias que hemos creado como delimitadoras de relaciones.

En estas fronteras surgen dinámicas de solidaridad y de exclusión, como se ha podido observar con la pandemia: el cierre de fronteras, la xenofobia hacia la población asiática, el miedo a que las personas migrantes sean sinónimo de contagio, así como la ayuda humanitaria de unos países hacia otros. Reimaginar la Frontera invita a reflexionar y a cuestionarse sobre estos límites existentes.

Fronteras corporales

La exposición busca visibilizar procesos creativos que se han dado en condiciones de confinamiento, quizás no motivados por una pandemia pero sí bajo el cumplimiento de normas sociales que establecen lo que debe o no debe hacer una persona.

Tal es el caso de mujeres que han desarrollado su arte en espacios domésticos y como una práctica secundaria, ya que su oficio principal ha sido el de ama de casa y han tenido que cumplir este rol de cuidadoras, madres, esposas y encargadas del hogar, por lo que no han tenido la posibilidad de crear en un estudio de arte y muchas ni se han llamado a sí mismas artistas. Su frontera ha sido su propio hogar.

La exhibición cuenta con un conjunto de obras que muestran floreros, bodegones, habitaciones y detalles de espacios privados, principalmente de mujeres de la primera mitad e inicio de la segunda mitad del siglo XX.

Fronteras y tecnología

Los seres humanos siempre hemos sido generadores de tecnología, desde tiempos ancestrales cuando se creaban herramientas para moler alimentos o para la caza. Actualmente nuestra especie va creando y requiriendo cada vez más de instrumentos tecnológicos y con la pandemia esto ha sido muy evidente, la tecnología está presente en nuestros espacios más privados y ha sido fundamental para el estudio y el trabajo de muchas personas en esta nueva realidad.

La exposición ofrece obras que muestran invenciones utilizadas en la cotidianeidad por personas privadas de libertad, reafirmando el surgimiento de la imaginación desde un espacio de confinamiento e invitando a pensar sobre las fronteras entre el ser humano y los aparatos tecnológicos, los cuales cumplen muchas veces la función de prótesis por la relación de dependencia que tenemos con estas herramientas.

La tecnología nos acerca y nos brinda acceso en muchos ámbitos pero también representa un aspecto que agranda la brecha social entre quiénes pueden contar con ella y quiénes no, la frontera entre unos y otros.

“Las cosas no resueltas en cuanto a seguridad social, educación, acceso a tecnología y políticas migratorias, a nivel mundial, se magnificaron en el contexto pandémico. Pero no todo es negativo, la pandemia ha evidenciado también la solidaridad humana y la esperanza como un medio para seguir adelante. Es un momento histórico que invita a preguntarse ¿qué puedo hacer yo desde mi realidad, desde mi pequeña cuota de responsabilidad?” reflexiona María José Monge.

Fronteras entre especies

La exposición ofrece un conjunto de obras híbridas entre lo humano y las especies no humanas. En estas obras la frontera entre especies está más bien difusa, con lo que pretende reflexionar sobre el hecho de que somos parte de un mundo en el que constantemente estamos interactuando con otros seres, bacterias, virus, insectos, pero esto lo hemos reducido al ámbito de lo no deseado, lo que ha provocado que como especie seamos insensibles y nos atribuyamos potestades que han dañado a los demás seres vivos del planeta.

A finales de setiembre del presente año se exhibirá la tercera parte de esta trilogía, titulada Reimaginar el Cambio. 

En el programa Desayunos de Radio Universidad hicimos una entrevista a profundidad sobre esta exposición de los Museos del Banco Central de Costa Rica.

0:00
0:00
Lista de Reproducción