Cantares: un trabajo de rescate de más de 600 obras

Avatar por defecto
Guiselle Mora
- gmoranoguera@gmail.com

La agrupación Cantares representó a Costa Rica en los escenarios y en las calles. Su trabajo musical se centró en el rescate cultural y en la crítica política y social.

Amar y defender a Costa Rica desde el canto. Esa era la premisa con la que el grupo Cantares debutó en Costa Rica en 1980. Su primer concierto fue en la sala de la Compañía Nacional de Teatro.

Esa primera presentación fue el punto de partida de una gran trayectoria de rescate de la música folclórica costarricense. Eso sí, con interpretaciones que tenían un estilo específico y un objetivo muy claro.

Según el músico y uno de los fundadores de este grupo, Dionisio Cabal, Cantares formó parte de la evolución del movimiento de la nueva canción latinoamericana y realizó un gran trabajo de rescate cultural y crítica política social.

Así, Cantares nace en un contexto en el que era importante luchar por los valores costarricenses, la música y la identidad nacional. La agrupación llenó un vacío que otros músicos estaban dejando y se ganó un espacio en el imaginario costarricense.

Los primeros integrantes de Cantares fueron Juan Carlos Mena, Aurelia Trejos, Fernando Mena y Dionisio Cabal. Juntos investigaron sobre música popular para así hacer interpretaciones de canciones populares, pero desde el conocimiento del contexto de su creación.

Cantares interpretaba canciones, pero también coplas, retahílas y cantatas. Durante su trayectoria produjeron más de 10 discos y cantatas como “La Guerra de 1856”.  Su trabajo de rescate cultural suma más de 600 obras.

Entre los premios que recibió esta agrupación está el galardón al mejor Grupo Vocal del país en 1982, el premio ACAM en 1992 al mejor grupo de música, y la medalla de la Universidad Javeriana de Colombia en 1985. Además, fue declarado de interés cultural en 1995.

Cantares permaneció activo hasta el año 2012. Luego intentaron volver a juntarse, pero por el momento no han podido regresar completamente a los escenarios.

Sin embargo, su música sigue viva. Sus adaptaciones se han vuelto parte del sentir costarricense. Suenan en teatros, pero también en la calle, en la manifestación social.

Cantares es representante del folclor de Costa Rica y de las luchas del pueblo a través de la música, con cantos cuyas letras aún permanecen vigentes. Según Cabal, Cantares no tiene público, tiene pueblo.

Escuche la música de Cantares en la Radio 870 UCR. 

 

0:00
0:00
Lista de Reproducción