Asamblea Legislativa aprueba en primer debate préstamo de $1.700 millones con el FMI

Imagen de perfil de David Chavarría
David Chavarría
- edgardavid.chavarria@ucr.ac.cr

Una mayoría de legisladores aprobaron este jueves, en primer debate, el préstamo de $1.700 millones solicitado al Fondo Monetario Internacional (FMI) para paliar los efectos provocados en el país por la pandemia de la COVID-19.

La aprobación del empréstito fue apoyada por 38 diputados de 44 presentes, principalmente de las bancadas de Acción Ciudadana, Liberación Nacional, Restauración Nacional, algunos congresistas de la Unidad Socialcristiana y legisladores independientes .

Mientras que seis diputados rechazaron la aprobación del préstamo: José María Villalta del Frente Amplio, Dragos Dolanescu del Republicano Socialcristiano, Walter Muñoz y Silvia Villegas de Integración Nacional, así como Aracelly Salas y Shirley Díaz de la Unidad Socialcristiana.

El país acordó con el FMI recibir el financiamiento mediante el Servicio Ampliado del Fondo (SAF), que plantea el cobro de una tasa de interés de cerca de 2,05% a un plazo de 10 años, con cuatro años de gracia.

El texto de ley fue presentado ante la Comisión de Asuntos Hacendarios en el Plenario el pasado 6 de abril y dictaminado el 28 de abril. Ahora el proyecto será votado en segundo debate, el próximo lunes 12 de julio, luego del receso de vacaciones de una semana aprobado en el Plenario.

Tras ratificada la iniciativa, el país recibirá el primer desembolso proveniente del FMI por casi $290 millones. El resto de fondos se recibirán cada seis meses y tras revisiones periódicas que haga el FMI.

Los recursos del préstamo serán desembolsados en seis tractos por el FMI, podrán ser utilizados para el pago del servicio de deuda, según plantea la iniciativa de ley aprobada en el Plenario.

El país se comprometió a reducir el gasto público y aumentar los ingresos. De cumplir las expectativas, para el año 2021, el país debería lograr un superávit equivalente al 1% del Producto Interno Bruto (PIB). Otro de los compromisos adquiridos para recibir los fondos es la reducción de la deuda al 50% en el 2035.

El cumplimiento de esas metas están supeditados a la aprobación de una agenda complementaria de proyectos de ley que incluyen 7 iniciativas aún pendientes de discusión y aprobación en el Plenario.

Los diputados además establecieron que el 10% de los fondos recibidos se destinarán al pago de la deuda que tiene el Estado con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

0:00
0:00
Lista de Reproducción