Los 4 pilares del autocuidado

Avatar por defecto
Guiselle Mora
- gmoranoguera@gmail.com

Alimentación, descanso y movimiento, introspección y contacto con la naturaleza son los aspectos que podemos tomar en cuenta a la hora de iniciar un proceso para mejorar el propio ser. 

¿Practica el autocuidado? Tome un papel y haga una lista de prioridades, ¿qué fue lo que escribió? ¿En qué lugar se puso usted mismo o misma?

Según la especialista en el bienestar psico físico, Marcia Araujo, cada pequeño esfuerzo que hago en mi rutina para lograr bienestar personal  tiene repercusiones positivas en la vida. Su recomendación es ponernos a nosotros mismos al inicio de la lista de prioridades personales.

“Asumir este papel de protagonismo, ser responsable de nuestro propio bienestar, va más allá de cuidar nuestro cuerpo por fuera. No se trata de ponerse crema o hacerse un masaje y sentir que ya nos cuidamos, es algo integral”, indicó.

Para iniciar un proceso de autocuidado hay que tomar en consideración varios ámbitos de nuestra vida. Araujo explica que ella lo divide en cuatro grandes pilares: alimentación, movimiento y descanso, introspección y contacto con la naturaleza.

Un inventario personal

Araujo recomienda hacer una pequeña evaluación de nuestro estilo de vida, de esta forma nos volvemos conscientes de lo que hacemos para mejorar nuestra vida y que eso se vea reflejado también en nuestros aportes a los demás.

En cuanto a la alimentación, según Araujo, hay que elegir opciones más naturales. Entre menos procesado sea un alimento, mejor. Además invita a las personas a preferir alimentos de origen vegetal.

“El autocuidado es una habilidad que debe aprenderse: es poder elegir las acciones que vamos a poner en práctica para cuidarnos nosotros primero y luego dar soporte a los demás”.

El segundo pilar tiene que ver con sacar espacios para descansar y para estar en movimiento, prefiriendo ejercicios en donde le pongamos atención a la respiración y a la postura del cuerpo. “Dormir y recuperarse para tener un día activo después“.

La introspección es el tercer pilar. Se trata de experimentar qué es lo que pasa a lo interno en nuestro cuerpo, nuestra alma y luego expresarlo a través de un texto, conversar o alguna otra actividad que nos interese.

Y por último, mantener el contacto con la naturaleza. “Esta práctica nos permite disminuir el ritmo y ponerlo al nivel del ritmo de la naturaleza”, explica Araujo.

¿Placer o bienestar?

Algunas personas confunden autocuidado con realizar acciones que nos generen placer. Sin embargo la especialista en bienestar afirma que consumir algo que nos genere placer no siempre se va a traducir en bienestar para nuestro organismo.

Ante esto, su propuesta es invitarnos a ser más conscientes, hacer elecciones que nos permitan crecer y sin depender de las acciones de otros.

“No puedo depender de las circunstancias ni de otras personas para sentirme bien. Tengo que considerarme como mi propia prioridad y tengo que ser consciente de mi propio ser, cuáles son mis necesidades y mis capacidades”, enfatizó Araujo.

Escuche la entrevista completa sobre este tema en nuestro apartado de programas “Café para el Alma”. Esta es una coproducción entre la Radio 870 UCR y Brahma Kumaris en Costa Rica.

0:00
0:00
Lista de Reproducción