Viróloga de la UCR señala que ola de conclusiones parciales promovieron desinformación sobre efectos de vacuna de AstraZeneca

Imagen de perfil de David Chavarría
David Chavarría
- edgardavid.chavarria@ucr.ac.cr

“Si la vacuna hubiera sido un desastre, todas las autoridades hubieran dicho que no podrían seguir usándola. Sin embargo, es muy poco el riesgo”, aseguró Eugenia Corrales Aguilar, microbióloga del Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales (CIET) de la UCR. La especialista se refirió al tema para refutar desinformación que circula en Costa Rica luego de que, esta semana, iniciara la inmunización de personas con la vacuna desarrollada en conjunto por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca.

La viróloga reconoció en entrevista con Interferencia, que la farmacéutica AstraZeneca ha sido objeto de atención mediática por distintas polémicas, lo cual ha alimentado la desinformación. Sin embargo, indicó que es posible concluir que su vacuna es efectiva al observar los datos científicos.

La vacuna de AstraZeneca se empezó a aplicar en Reino Unido en enero pasado, y rápidamente su uso se extendió por los países de la Unión Europea.

La autoridad europea de medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) confirmó el 7 de abril un posible vínculo entre la aplicación de esta vacuna con casos muy raros de coágulos en las vías sanguíneas (trombosis).

La EMA, la autoridad de medicamentos de Reino Unido y la Organización Mundial de la Salud han expresado enfáticamente que los beneficios del uso de la vacuna sobrepasan ampliamente sus posibles riesgos.

Corrales asegura que es normal que los fármacos presenten problemas al inicio de su uso: “Lo que pasa es que todos los ojos están sobre el coronavirus y entonces se hace una ola de conclusiones parciales con solo titulares que promueven desinformación”.

La especialista señaló que no se detectó el efecto durante los ensayos clínicos de esta vacuna porque los casos son tan poco comunes que se necesitaba ampliar la muestra de personas a más allá de las 60 mil que participaron durante las etapas de prueba.

En Costa Rica, la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología, adscrita al Ministerio de Salud, autorizó el uso de la vacuna de Astrazeneca desde el pasado 26 de febrero.

El país ya recibió un primer lote de vacunas de AstraZeneca con más de 42 mil dosis, adquiridas mediante el mecanismo de cooperación internacional COVAX de la OMS. Las autoridades anunciaron la adquisición de 1,5 millones de dosis adicionales a esta farmacéutica.

Las autoridades nacionales definieron que, por ahora, la vacuna de AstraZeneca solamente se aplicará a los funcionarios de la primera línea de atención de la pandemia, así como a empleados de hogares de larga estancia y a trabajadores sanitarios del sector privado.

La doctora en virología, Eugenia Corrales, coincide en que la eficacia y seguridad que brinda la vacuna de Astrazeneca es mucho mayor que el riesgo de contagiarse de la COVID-19.

“Por ahí salieron un poco de estadísticas un poco exageradas que decían que es más fácil que le caiga un rayo o pegarse el gordo que le dé un trombo. Pero el asunto es cuál es el denominador que uso en esta relación”, manifestó la viróloga, a lo que añadió: “Tenemos que estar confiados que se está haciendo lo correcto”, concluyó Corrales.

La conversación completa con Eugenia Corrales, doctora en virología y catedrática universitaria.

0:00
0:00
Lista de Reproducción