Podemos Volar: transmitir lo.cura

Andrés Dinartes Bogantes

¿Cómo imaginas un programa desde el Hospital Nacional Psiquiátrico?, esa fue la pregunta que logramos formular Adrián Solís Rojas y yo para el momento de acercarse la salida al aire del programa, volviendo sobre ello me alegra que contenga dos cosas que al paso de los años la considero vitales, una es la formulación de una pregunta y luego que apele a la imaginación.

Este proyecto tuvo mucho de imaginar en medio de preguntas, no tenías referentes de experiencias de este tipo, transgresoras y con una claridad de la necesidad de las vivencia de las Derechos Humanos dentro de Hospital Psiquiátricos. Por dicha también logramos tejer redes internacionales que nos permitieron no solo acompañar el proceso costarricense sino también evidenciarnos que muchas veces las lógicas manicomiales tienen un programa que no lo detiene ninguna frontera.

En todos estos años de realizar el programa creo que el mayor aprendizaje es la certeza que las personas que reciben atención en los servicios de salud mental tiene muchas habilidades y capacidades, que existen funcionarias y funcionarios que es esfuerzan por luchar contra esas lógicas pero falta mucho para lograr que, tanto a nivel institucional como del recurso humano, entendemos la necesidad de transformar el sistema a uno de atención comunitaria y no sea necesaria la existencia de hospitales especializados en psiquiatría.

Desde la Declaración de Caracas hasta nuestros días señala lo contrario, Podemos Volar se convirtió en registro de ese proceso, donde va recolectando preguntas, propuestas y acciones que apuntan a imaginarnos a una Costa Rica con una atención de salud mental en el barrio, en las comunidades, y poco a poco ir dando la palabra a personas propulsoras y detractoras. Eso es lo que enriquece el espacio, no es un programa estático, se moviliza en cuanto a temas y lugares, muestra que pueden existir espacios de salud mental porosos, que permitan el ingreso y salida voluntarias, que se quede anclado en lógicas verticales del saber, gestión del dolor y la salud.

Para terminar, Podemos Volar es patente también de esa relación que enriquece a dos instituciones beneméritas, la Caja Costarricense del Seguro Social y la Universidad de Costa Rica, ambas instituciones históricamente unidas que se han sostenido a pesar de los múltiples intentos de desmantelarlas y privatizarlas. Este proyecto es una muestra más que ambas instituciones se enriquecen y han contribuido para dar pasos visionarios, esperemos que no nos tome más tiempo dar el paso decidido por una Costa Rica libre del modelo manicomial. Lo que es seguro es que Podemos Volar continuará llevando sus micrófonos a aquellas y aquellos más vulnerados, las personas con sufrimiento psíquico.

Le invitamos a escucharnos todos los lunes a las 4 de la tarde por la 101.9fm o por radios.ucr.ac.cr, o bien puede seguirnos en Facebook Podemos Volar

0:00
0:00
Lista de Reproducción