Jesús Ramírez renuncia a presidencia de Sala Tercera, pero se mantiene como magistrado

Hulda Miranda Picado (hulda.miranda@ucr.ac.cr)

Jesús Ramírez Quirós, de 77 años, renunció este viernes al puesto de presidente en la Sala Tercera, confirmó la oficina de prensa del Poder Judicial.

Ramírez sin embargo se mantiene en su puesto de magistrado de esa Sala de Casación Penal. Sindicatos y hasta abogados litigantes le han pedido que se jubile por considerar que no está en condiciones de realizar su trabajo y por cuestionamientos que en el pasado se han dado en su contra.

La renuncia del magistrado al puesto de presidente de Sala se da días después de que recibiera fuertes críticas por la forma en que realizó una audiencia en el caso de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos, donde una de las personas investigadas es el presidente de la República, Carlos Alvarado.

Ramírez se mostró errático y tuvo que ser corregido por sus compañeros. Esto generó molestia de litigantes presentes y de la fiscala general, Emilia Navas.

El Poder Judicial informó de que ayer mismo la Sala Tercera eligió por unanimidad a la magistrada Patricia Solano Castro como presidenta de ese órgano.

En el pasado, Ramírez ha sido cuestionado por ser parte de los magistrados que firmaron una desestimación que benefició a dos diputados en el caso conocido como “cementazo”, a pesar de que el documento contenía prueba falseada.

LEA TAMBIÉN: ¿Quién es Jesús Ramírez, el magistrado al que abogados y gremios le piden jubilarse?

En el 2018 afrontó dos meses de suspensión por ese asunto. Mientras que sus compañeros de Sala Carlos Chinchilla y Doris Arias se jubilaron.

En 1988, un informe de la Comisión de Narcotráfico de la Asamblea Legislativa le atribuyó favorecer la penetración del narcotráfico en la institución.

0:00
0:00
Lista de Reproducción