Vínculos: Efraín Ríos Montt

Alfgago
alfgago@gmail.com

Escuche este sábado un recuento del paso del exdictador, Efraín Ríos Montt por la presidencia de Guatemala. Un análisis de este proceso a través de la literatura, la música y la política. 

La muerte le dio fin a una sentencia firme que nunca llegó. Efraín Ríos Montt falleció el domingo 1 de abril a sus 91 años y en Radio Universidad de Costa Rica analizamos el papel que cumplió este personaje, considerado por muchos como uno de los dictadores más crueles de la historia. Este programa especial se transmitirá este sábado 7 de abril a la 1:30 de la tarde. 

De militar a dictador

Efraín Ríos Montt se formó militarmente en Estados Unidos, en Fort Gulick en la zona del Canal de Panamá, y en Fort Bragg en Carolina del Norte. Años más tarde lo nombraron agregado militar en la embajada de Guatemala en Washington.

Su primer intento de llegar a la presidencia falló pero tiempo después, luego de unirse a un grupo misionero evangélico protestante de California y regresar a su país, fue líder una junta gobernante en compuesta por tres hombres.

Esta junta militar llegó luego de un golpe de estado para impedir la entrada al palacio presidencial de Guatemala de otro dictador, el general Aníbal Guevara. Esta junta gobernante anuló la Constitución, prohibió los partidos políticos y disolvió el Congreso.

Bajo el mando de Ríos Montt en los años 1982 y 1983 las poblaciones indígenas perdieron muchas de sus tierras y el ejército guatemalteco efectuó 15 mil asesinatos, más de mil desapariciones forzadas y 15 fusilamientos. 

El que no se ajuste a las leyes guatemaltecas tiene que ser  juzgado por las leyes guatemaltecas, el que no se rinda lo voy a fusilar”, dijo Ríos Montt en 1982 en una entrevista para el documental “Cómo clavar a un dictador”.

La psicóloga gutemalteca y egresada de la Maestría en Estudios de la Mujer de la Universidad de Costa Rica, Sonia Ivonne Recinos del Cid considera que  “las comunidades mayas en guatemala fueron las víctimas directas de la dictadura de  Ríos Montt. Vivieron no solo la violencia infringida por sus captores, sino la infringida por la indiferencia del resto del país”.

Este exdictador gozó de inmunidad legal hasta el 2012. Un año después, en 2013, fue sentenciado a 80 años de prisión por un delito de genocidio en su contra. La sentencia se sustentó en las masacres en las que murieron más de 1500 indígenas: hombres, mujeres y niños. Sin embargo la resolución fue anulada y estaba siendo juzgado de nuevo en el momento en que falleció.

 

0:00
0:00
Lista de Reproducción